Valle de la Samaria, el otro bosque de Palma de cera

Compartir:

A pocos kilómetros de Salamina, al rededor del pequeño pueblo de San Felix, se encuentra el valle de la Samaria. Otro lugar mágico donde podemos encontrar la famosa palma de cera.

Esta palma, reina de las montañs andinas, símbolo nacional que tiene la particularidad de crecer a gran altitud en las estribaciones de algunas montañas de Colombia.

Cuando todo el mundo corre a Salento y al famoso Valle del Cocora para admirar lo que queda de estas gigantes en peligro de extinción, el viajero que quiere conocer otras caras de Colombia sabrá visitar otros destinos, mucho menos conocidos, donde se puede admirar la palma de cera.

Esto fue lo que hicimos en nuestro último viaje, quedándonos 5 días en Salamina y visitando San Félix y el Valle de Samaria con sus hermosas palmas de cera.

A diferencia del Valle del Cocora, la Samaria no se beneficia de la protección de los parques naturales colombianos, y la supervivencia de las palmas depende de la buena voluntad de los propietarios y de su deseo (o no) de poner en marcha programas de conservación.

En este artículo queremos llevarte a conocer el proyecto de una familia campesina que se dio cuenta de la urgencia de proteger las palmas de cera y del potencial turístico que podría derivarse de ello.

San Felix

Valle de la Samaria

San Felix y el Valle de la Samaria, el otro bosque de Palma de cera

Para poder ir a descubrir las palmas de cera al valle de la Samaria, primero tendrás que llegar a San Felix, que se encuentra a mas o menos una hora del hermoso pueblo de Salamina.

Partimos entonces desde Salamina en dirección de San Felix en un bello Willys naranja. La carretera se transforma rapidemente y seguimos por una destapada para subir sobre la cordillera hasta alcanzar 2800 m de altura.

En el camino, cruzamos un hermoso Motmot tomando un baño de sol y observamos los rastros de antiguos cultivos de papa típicos de estas tierras que antiguamente fueron “colonizadas” por habitantes de Boyacá et de Cundinamarca.

Pero realmente el orgullo aquí son las vacas y sus productos derivados! San Felix posee una gran tradición lechera, con sus fábricas de kumis, yogurt y queso.

Al llegar al pueblo, su simple belleza nos sorprende ! San Felix es realmente un pueblo minúsculo, super lindo, con sus casitas simples y coloridas. Se desprende una atmósfera auténtica y tranquila. Como en la mayoría de los pueblos no tan turísticos.

Sin embargo, el pueblo vivió años oscuros a principios de la década de los 2000 por causa del conflicto armado. Por desgracia, las guerras entre paramilitares y guerrillas cobraron muchas víctimas en la región.

Es un pueblo que fue relegado al olvido por la violencia, pero que ha renacido en los últimos años gracias al desarrollo del turismo.

Cuando llegamos a San Félix, pudimos comprobar una vez más lo fácil que es conocer y hablar con la gente. Esto es aún más cierto en estos pequeños pueblos aislados, donde sus habitantes son especialmente amables y curiosos cuando llegan viajeros a visitarlos.

En la plaza principal del pueblo, varias tiendas venden productos locales de la industria lechera: yogures, quesos frescos… y en el café del pueblo se puede probar la especialidad local: ¡el Kumis! Aunque procede de Asia Central, el kumis ha sido adoptado en Colombia y forma parte integrante de la gastronomía del país.

Es hora de partir hacia la finca de la familia Abril Castro, líderes del proyecto “Mirador del Valle de la Samaria”. Por el camino, vemos aparecer las primeras palmeras de cera.

Mirador Valle de la Samaria

Conservación de la palma de Cera

Valle de la Samaria, el otro bosque de Palma de cera
Mirador Valle de la Samaria @miradorvsamaria

Llegamos a la finca y nos recibe John Alexander, un joven de 28 años, hijo de la familia y gestor del proyecto. Alex nos lleva de paseo por la finca, dándonos información sobre las palmas de cera, el proyecto de conservación del mirador y el impacto que ha tenido este en la vida de su familia.

Es realmente interesante estar en casa de una familia que se dedica al ganado, porque si has leído nuestros artículos sobre los otros bosques de palma, sabrás que esta especie está en peligro de extinción y que la ganadería es una de las principales causas de ello.

Para intentar ser concisos, es importante entender que una palma de cera necesita la sombra de los árboles para germinar y alcanzar su tamaño adulto muy lentamente. La palma de cera tarda varias décadas en construir su tronco y varias décadas más en alcanzar su tamaño completo.

Todas las palmas que se ven en los hermosos prados del valle de la Samaria o del valle del Cocora son palmeras viejas, moribundas y sin posibilidad de reproducción.

Si a esto se añade que el pisoteo del ganado corta de raíz los brotes jóvenes de la palmera, o que las vacas se los comen, se comprenderá por qué la ganadería es en gran parte responsable de la desaparición de la palma de cera en Colombia.

Por eso resulta especialmente interesante estar ante una familia cuya actividad principal es la ganadería, una familia que ha tomado conciencia de la importancia de proteger estos árboles y que trata de imaginar una posible cohabitación entre la ganadería y la conservación de las palmas de cera.

Por ello, la familia Abril Castro decidió reducir gradualmente el número de vacas y la superficie de terreno dedicada al ganado. Igualmente, lanzaron un programa de reforestación de forma totalmente empírica. Se planta una semilla, se ve cómo germina, cómo crece, se prueba y se reproduce.

Este proyecto inicio hace 7 años, y se han replantado más de 2000 palmas de cera. Una parte en los prados, con los cuidados necesarios para que sobrevivan fuera de su hábitat natural, pero sobre todo en el bosque nativo aún presente en la propiedad y especialmente adecuado para la plantación de palmas de cera.

Este es también otro punto interesante de visitar esta finca, porque se puede entender el problema de los pastizales no fértiles e igualmente, adentrarse en un bosque donde se puede ver el hábitat natural de la palma de cera, como en el sublime Valle de Carbonera (Toche) y apreciar los diferentes estados de crecimiento: brotes jóvenes, palmas más avanzadas con sus enormes hojas, aparición de los primeros troncos, etc.

Al final, el impacto de este proyecto es múltiple. Por un lado, se trabaja en la conservación de la palma de cera y su reproducción. A su vez, se trata por supuesto, de una contribución económica para la familia de Alex para compensar las pérdidas relacionadas con su decisión de reducir el impacto de la agricultura y la ganadería en el bosque de palma de cera.
Y por último, este proyecto contribuye a la promoción de San Félix como destino turístico y ahora permite a la población imaginar nuevas oportunidades de futuro tras años de conflicto y abandono.

Este proyecto de conservación se financia en parte con el flujo de turistas, y sobretodo la posibilidad de “apadrinar” la plantación de una palma de cera y con un porcentaje de la actividad agrícola que se destina al proyecto.

Qué hacer en San Felix

y el valle de la Samaria

San Felix y el Valle de la Samaria, el otro bosque de Palma de cera

Aunque la mayoría de los turistas sólo vienen a San Félix para ver las palmeras de cera durante un día, el viajero más curioso encontrará en San Félix un pueblo para descubrir durante varios días. Siempre hay cosas que hacer!

En el Mirador Valle de la Samaria

La finca “Mirador del valle de la Samaria” propone todos los servicios turísticos y un marco increíble para disfrutar del paisaje mágico. Alojamiento, servicio de comidas y varias actividades :  :

  • Cabañas tipo glamping
  • Restaurante
  • Trekking
  • Paseos a caballo
  • Descubrir la vida de la finca
  • Sendero pedagógico del bosque de palma

Otras actividades para hacer en San Felix

Como lo mencionamos antes, San Félix es un pueblo lechero. Así que existe la posibilidad de descubrir el circuito de ordeño, los procesos de fabricación del queso, la leche y otros subproductos.

Acompañados por un guía local, también podrás practicar senderismo por los Páramos de los alrededores y descubrir este fabuloso ecosistema y sus espectaculares paisajes de montaña.

Los aficionados a la pesca de truchas se acercarán al hermoso río Guarinó y los amantes de la naturaleza podrán descubrir la flora y fauna típicas de la zona.

Conclusión

San Felix y el valle de la Samaria

El pueblo de San Félix es un pueblito con encanto y sobre todo, un ejemplo de resiliencia. Como muchas partes en Colombia, este pueblo ha sabido sobreponerse a sus dificultades y demostrar la capacidad de sus habitantes para reinventarse.

Sus calles, sus hermosos paisajes y la calidez de sus habitantes merecen una visita y, como siempre en Colombia, en San Félix hay mucho más que descubrir que el Valle de la Samaria y sus palmas de cera. Así que si eres de los que quieren experimentar algo diferente a los recorridos tradicionales, pasa unos días en San Félix y descubrirás sin duda lo mágico de Colombia.

dónde alojarse en Salamina

Alto bonito, El mejor lugar para quedarse en Salamina

Para el alojamiento en Salamina (si no son muchos) Les recomedamos 100% que contacten a Martin. El sabrá recibirlos en su casa en la montaña sobre Salamina, ¡un lugar ÚNICO del que no querrás irte!

Contactar a Martin

Otras opciones para dormir en Salamina

Salamina

Hotel las Marías

Hotel

Hotel las Marías

$150.000 a $200.000/$200.000 a $250.000

Este hotel está situado en una bella casa colonial en la plaza principal de Salamina. Buen servicio y al parecer buenos desayunos. Es uno de los hoteles con mejor nota en booking.

Salamina

Hotel boutique la estancia

Hotel

Hotel boutique la estancia

$150.000 a $200.000

Este hotel está situado muy cerca de la plaza principal. Bonito, límpio, buen servicio. Los propietarios son muy buena gente, como ejemplo aceptaron prestarnos el servicio de lavanderia aunque no estuvieramos hospedados allí.

Salamina

Hotel la leyenda

Hotel

Hotel la leyenda

$100.000 a $150.000

Pequeño hotel situado en la plaza principal de Salamina. Con un patio interior muy bonito y agradable que también funciona como café. Una decoración linda, limpio, buen servicio y aparentemente unos muy buenos desayunos.

donde dormir en San Felix

Es posible alojarse en el “Mirador del valle de la Samaria“.

Como llegar a San Felix

Desde Salamina

Pour ir a San Felix, tendrás que estar en Salamina. De ahí tendrás dos opciones, tomar un jeep Willys ou un bus para llegar a San Felix.

Jeep Willys

Es posible “reservar” un jeep Willys que vendrá a recogerte a tu alojamiento en Salamina, para llevarte hasta el Mirador del Valle de la Samaria. (Lo más simple es preguntar en tu alojamiento para cuadrar este plan)

  • Precio : $180.000 COP más o menos

Bus

Desde el “Mercado Publico” el bus que va a San Felix sale hacia las 6:00 de la mañana.
Una vez en San Felix deberás buscar un medio para llegar hasta la finca Mirador.

Esposible hacerlo a pie, o pueden preguntar en el pueblo si hay otra forma de llegar (transporte privado, caballo…)

  • Precio del bus : $10.000 par pers.
  • Horarios : salida hacia las 6:00 a.m desde el mercado público de Salamina — regreso hacia las 2:00 p.m desde la plaza de San Felix

Comment se rendre à Salamina

Desde Manizales

Es la solución más simple y más corta para llegar a Salamina.

  • Bus o taxi compartido desde el terminal de bus de Manizales
  • Duración : 3 horas aprox.
  • Tarifas: $26000 en taxi, un poco menos en bus.
  • Empresa : Autolegal

Desde Medellín

  • Bus desde el terminal de bus de Medellin
  • Duración: entre 5 y 6 horas
  • Empresas : Expreso Sideral, Autolegal, Empresa Arauca

Otros artículos que pueden interesarte

Nuestro sitio contiene formularios y enlaces que te permiten utilizar servicios o ponerte en contacto con proveedores testeados y aprobados. Usar nuestros enlaces y formularios es la garantía de recibir un servicio de calidad Y también es apoyar nuestro trabajo. Para ti no cambia nada, pero para nosotros sí. Gracias por tu apoyo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.