La Comuna 13, Grafiti Tour en Medellín

Publié le

¿Cómo recuperarse de las heridas infligidas por un conflicto de cientos de años y seguir adelante, siempre adelante? Seguramente la resiliencia es la cualidad menos conocida del carácter colombiano, la capacidad de los hombres y mujeres de este país para recuperarse de los momentos difíciles y encontrar siempre un espacio de libertad dentro de la oscuridad, un rayo de esperanza.

Con la disminución del conflicto, territorios enteros vuelven a ser potencialmente accesibles y es impresionante la rapidez con la que la vida vuelve a tomar su rumbo.

La Comuna 13 es uno de esos lugares que se recupera lentamente y su vida cotidiana es revolucionada por sus propios habitantes, en especial por sus artistas de street culture y su transformación urbana.

Así que los turistas que van a la Comuna 13 solo para fotografiar las obras del arte urbano o para introducirse en lo que solía ser “uno de los barrios más peligrosos de Colombia”, están muy equivocados. Vengamos a la Comuna 13 para rendirle un homenaje a la resiliencia de un pueblo y escuchar el mensaje que nos quieren dar.

Introducción a la Comuna 13

ENTENDER SU HISTORIA

La Comuna 13, Grafiti Tour en Medellín
Los elefantes representan la fuerza, la resistencia y la memoria de los habitantes de la Comuna 13

Para intentar proponer una rápida perspectiva histórica del del Grafiti Tour que hicimos, primero debemos saber que el tema es extremadamente complejo y que los datos que se dan durante el tour, es información preciosa.

En los años 60, el conflicto armado Colombiano obligó a los campesinos de la región a refugiarse en las colinas de Medellín. Se conformaron barrios marginales que se desarrollaron poco a poco hasta ser “integrados” a la ciudad. La Comuna 13 es uno de estos barrios.

La Comuna 13 era una zona estratégica, la puerta que conectaba Medellín con la región del Urabá. En los 90, el conflicto armado se acercó a Medellín, asi que las FARC y el ELN (guerrilla marxista) tomaron el control del barrio. Durante 10 años la Comuna 13 se convitió en uno de los barrios más peligrosos de Colombia con la presencia de guerrilleros, paramilitares y bandas armadas vinculadas al narcotráfico. La población fue abandonada por la fuerza pública, solo había anarquía y violencia.

En 2002, el gobierno decidió iniciar una última operación militar para “limpiar” el barrio. Con ayuda de fuerzas paramilitares, el ejercito entró a la Comuna 13 y rodeó el barrio, esta fue la conocida operación Orión. La operación quedará para siempre en la historia del barrio : durante tres días, los habitantes vivirían una verdadera guerra urbana que dejaría muchos muertos y centenas de civiles heridos. tambíen se mencionanan centenas de desaparecidos de los que nunca se supo su paradero, al parecer fueron enterrados en una fosa común en la montaña.

Con la operación Orión finalizada y la guerrilla marxista fuera, las fuerzas paramilitares tomaron el control de la Comuna 13. El proceder de los grupos paramilitares se dió a conocer y fue reproducido en diferentes regiones del país: la limpieza social. En otras palabras, los civiles sospechosos de apoyar la guerrilla, serían asesinados. Durante muchos años el terror continuó sin ninguna intervención del estado. Tal como con una mafia, las familias del barrio fueron amenazadas, extorsionadas, sus habitantes continuaron desapareciendo.

A pesar de la supuesta desmovilización de los grupos paramilitares, habría que esperar el final de la década del 2000 para que el barrio recuperara la calma. Algunas iniciativas de los habitantes empezaron a surgir, propromovidas principalmente por los jóvenes y el movimiento Hip-Hop. La ciudad también empezó a invertir para ayudar al desarrollo el barrio. Esto fue, por fin, el inicio del resurgimiento de la Comuna 13

PD: habrán notado que no hay ninguna mención de Pablo Escobar en la historia de la Comuna 13, esto es simplemente porque Pablo Escobar nunca puso un dedo en este barrio, su poder se extendió a lo largo de otras comunas de la ciudad.

La Comuna 13, transformación urbana

CÓMO EL URBANISMO CAMBIA LA VIDA

La Comuna 13, Grafiti Tour en Medellín
Las escaleras eléctricas, símbolo de la transformación de la Comuna 13.

Con una vaga idea de lo que íbamos a descubrir, tomamos el metro en la estación Poblado con dirección a la Comuna 13. Esta era uno de los planes que habíamos escogido hacer si o si, durante ese viaje a Medellín, porque finalmente queríamos saber más sobre ese barrio que se ha vuelto una parada obligatoria para todo el turismo extrangero y nacional.

Gracias a Hervé de la agencia Tika Travel pudimos descubrir la Comuna 13 a través de un Grafiti Tour de la mano de los chicos de Casa Kolacho, una asociación de artistas Hip-Hop que trabajan por la cohesión social del barrio a través de la educación artística.

Tan pronto como llegamos, se estableció el tono del tour. Mike, nuestro guía del día, grafitero y habitante de la Comuna 13, nos da la bienvenida: “vamos a pasar un buen rato, para entender y apreciar la evolución de nuestro barrio, alisten sus cámaras, pueden tenerlas a la mano sin problema, ¡no hay nada que temerm solo disfruten! »

¡Justo lo que nos gusta!

Mike es un apasionado de la evolución de su barrio y eso se siente desde que damos nuestros primeros pasos para tomar el bus. En pocos minutos de trayecto, la transformación de la arquitectura de la parte baja del barrio y el laberinto de edificios de la parte alta de la Comuna sorprende. Mike es un barril sin fondo de conocimiento y el Grafiti Tour con él es literalmente una clase magistral llena de sociología sobre la lucha y mezclando el urbanismo, el arte de la supervivencia y la resiliencia.

Para tu información, las “Comunas” simplemente hacen referencia a las 16 zonas en las que se divide la ciudad de Medellín. Cada Comuna está dividida en barrios. Solemos confundir Comunas con Favelas o barrios marginales, esto es un error. Solamente las comunidades de las laderas de las montañas han surgido como barrios marginales.

Como te lo contamos antes, la guerra provocó un éxodo rural y los campesinos fueron llegando a Medellín. Cada uno construyó, tan bien como pudo, una “casa” de madera, ladrillo o de lata en unos pocos metros cuadrados para refugiarse. A lo largo de los años, estas “extensiones” de la ciudad se legalizaron y se fueron estructurando para convertirse en ese mosaico de construcciones precarias que vemos hoy.

La topografía del área jugó un rol fundamental en la evolución del barrio. Uno se pregunta cómo es que ese número de casas han logrado surgir en un terreno tan empinado y escarpado. La dificultad para moverse en la Comuna 13 y la falta de presencia del Estado crearon un verdadero aislamiento del barrio y de la población. Era muy complicado y tomaba mucho tiempo llegar al centro de Medellín.

Dicho esto, es fácil entender por qué la llegada del metrocable y de las escaleras eléctricas ha significado un giro de 360 grados y ha transformado las vidas de los habitantes. El alcalde de la época invertiría globalmente un presupuesto considerable para la transformación de Medellín: una verdadera revolución que cambiaría la imagen de la ciudad ante los ojos del mundo. En 2013, Medellín fue nombrada la ciudad más innovadora del mundo y los barrios pobres de la ciudad se beneficiaron de dicha innovación urbana.

Con acceso directo al centro de la ciudad, un mejor flujo de tráfico dentro del barrio y la disminución del conflicto armado con el paso de los años, la Comuna 13 finalmente comenzó a ver un futuro más brillante. Al salir de su aislamiento y recibir finalmente el apoyo de la ciudad, los habitantes lograron pasar a una nueva etapa, la de una relativa pero merecida paz.

Durante ese tiempo, los jóvenes de la Comuna 13 desarrollaron una voz propia a través del movimiento hip-hop, para mostrar la memoria del barrio, sus ganas de libertad y de cambio.

La Comuna 13, Grafiti Tour

O EL ARTE COMO COHESIÓN SOCIAL

La Comuna 13, Grafiti Tour en Medellín
Mike, grafitero y guía local del Grafiti Tour

Mike es un apasionado de la transformación urbana de la Comuna 13, pero también, y sobre todo, es un grafitero miembro del colectivo Casa Kolacho. Además, conoce de memoria los muros de su barrio. Con él nos dimos cuenta de que cada centímetro de pintura fue puesta en los muros por una razón.

La Comuna 13 está dividida en 16 barrios, pero el Grafiti Tour se concentró en el barrio Independencia 1. Aquí los murales, los grafitis, las obras de street-art, llámalos como quieras, cuentan la historia del barrio. Como un diario, pero éste puede ser leído por todos. Como una puerta que se abre hacia el alma de los habitantes. Como un libro abierto que habla sobre el drama, los combates, sobre la esperanza…

Fue a través de la cultura hip-hop, la práctica artística del baile, el grafiti y la música que los jóvenes de la Comuna 13 se expresaron y se rebelaron. Al contar su historia en los muros, los jóvenes dieron voz a los habitantes del barrio y construyeron una identidad, la posibilidad de crear autoestima. Una revolución de terciopelo que, sí, habrá perdido combatientes, pero que hoy constituye la base de la Comuna 13.

El colectivo de Casa Kolacho está allí para mantener la llama prendida. Presente desde hace más de 15 años, encabezando el movimiento hip-hop en La Comuna, trabajan por la unión social y ofreciendo a los jóvenes iniciaciones al arte urbano, cursos de baile, de pintura, de música, conciertos, espectáculos y visitas guiadas.

Así que si sólo venimos a la Comuna 13 a admirar sus colores, a fotografiar el street-art y a sumergirnos en lo que solía ser “uno de los barrios más peligrosos de Colombia”, estamos equivocados. Hay que venir a la Comuna 13 para rendir un homenaje a la capacidad de resiliencia de un pueblo y escuchar el mensaje que tienen para darnos.

Información práctica

Comuna 13, Medellín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.