Guatapé y la piedra del Peñol

Publié le

El bonito y colorido pueblo de Guatapé y la no menos famosa Piedra del Peñol, son dos recorridos clásicos para el turista que visita los alrededores de Medellín.

Para algunos viajeros, estos son incluso dos grandes impresindibles de un viaje a Colombia.

Hace unos años, en un hermoso día soleado tuve la oportunidad de descubrir Guatapé.

Fuimos al Terminal de transporte de Medellín para tomar una buseta hacia el occidente, destino Guatapé.

Un viaje agradable a través del campo, Las montañas, todo el verde, y las charlas en el bus… Un viejito que nos pregunta de dónde venimos y que nos agradece de haber escogido Colombia, que hayamos venido a verlos, y que nos pide que le digamos a todos que son bienvenidos aquí, que tienen que venir, que siempre serán bien recibidos… tan adorable este viejito (una lagrimita en el rabillo del ojo).

Información práctica

Encontrarás toda la información práctica sobre Guatapé al final de este artículo:
¿Cómo llegar?
Dónde alojarse
Dónde comer

La piedra del Peñol

O EL PEÑON DE GUATAPÉ

Guatapé y la piedra del Peñol

Llegamos a Guatapé y nos dirigimos directamente a la Piedra del Peñol para descubrir esta anomalía natural, una enorme piedra redondeada, puesta en medio de un paisaje completamente surrealista, un lago turquesa como pintado con un pincel… hoy su imagen es popular, ¡pero en ese momento no sabíamos realmente qué nos esperaba! Lo que también es sorprendente es que inmediatamente sentimos que estabamos en un lugar turístico. Porque aunque estemos en medio de la nada, por así decirlo, todo está planeado para acoger a los turistas: transporte, tiendas, restaurantes, etc.

Desde lo alto del Peñon

Aquí estamos listos a subir los 220 metros de altura y sobre todo los 740 escalones (!) según Wikipedia en francés, o 659 según Wikipedia Español, o 702 según Viajandox, o 600 según Huffigton Post, o 650 según Desintoinfinito, o 700 según Viajestic, o 745 según Miviaje.com,…

Ok de hecho no contamos, pero para poner fin al debate diremos que hay alrededor de 650 escalones para llegar a la cima y alrededor de 740 escalones para llegar a la plataforma construida para tener un punto de vista 360 ° sobre la región y el lago. Les parece? 😉

Hablemos de la razón por la que vinimos aquí: ¡la vista! Desde allá arriba, con todo y ventarrones, la vista es espectacular, los alrededores, las montañas, pero especialmente este increíble lago artificial, con sus colores y su tallado de cuento, como si estuviera dibujado con un lápiz.

El lago es el resultado de la construcción de una represa en el río Nare y representa el tercer embalse de agua más grande de Colombia. En la década de los 70s, la represa inundó la llanura y provocó el desplazamiento de más de 4.000 personas, una tragedia para muchos que cambió la vida local para siempre. El lago del Peñol es enorme y constituye un paisaje sobrenatural formado por pequeños islotes verdes . Es posible realizar excursiones en lancha.

Información práctica paseos en lancha en El Peñol

Hay operadores turísticos que ofrecen excursiones en lancha por el lago. Los encontrarás en los muelles del pueblo o en los alrededores de La Piedra.

  • Duración: Aproximadamente 1 hora
  • Precio: alrededor de $15.000

El origen de la Piedra del Peñol

Sobre el origen del Peñón de Guatapé (su segundo nombre) las teorías son más descabelladas una que la otra, lo que si se sabe es que data de hace unos 70 millones de años, se dice que es un meteorito o el fruto de un volcán extinto… Aún así este fue un lugar sagrado para los indígenas Tahami, y como casi siempre en los pueblos, hay muchas leyendas a su alrededor. Por ejemplo la de la falla en la que se construyó la escalera, que cuenta que el diablo quiso robarse la piedra y que en su intento fallido dejó esta marca.

Una letra, una historia

También te preguntarás ¿Qué es esta inscripción pintada de blanco sobre esta piedra gigantesca? y que dejó una mancha… Bueno, imagínate que se trata de un intento completamente estúpido de apropiación de la piedra por parte del alcalde de Guatapé. Debes saber que la piedra se encuentra más o menos en el límite de los municipios de Guatapé y El Peñol (de ahí sus dos nombres).

En los años 80, el alcalde de Guatapé tuvo la gran idea de querer pintar el nombre de su pueblo en la piedra, como para decir “es MIAAA!!!” Comenzó su obra y pintó una bonita letra G la primera letra de Guatapé… y ta tan! Justo a la mitad de la letra U, los habitantes del Peñol vinieron a protestar y le pararon lo que iba a ser la obra de su vida! …El incipiente grafitero tuvo que abandonar su proyecto y así quedó, con una letra y media como si la hubiera cagado una paloma gigante… ¡nada mal!

Información práctica Piedra del Peñol

  • ¡trae agua, bloqueador solar y/o un sombrero resistente al viento! 😉
  • Cantidad de escalones: 740
  • Precio: $ 18.000
¿Cómo llegar?

Si quieres ir primero a la piedra, solo pídele al conductor del bus que te deje de camino, normalmente todos los buses que van a Guatapé pasan también por La Piedra. De lo contrario, desde el pueblo de Guatapé, puedes tomar un bus en el muelle junto al lago.

  • Duración: 10 minutos
  • Precio del bus: $ 2.000
  • Precio en moto taxi: $10.000

Pueblo de Guatapé

UNO DE LOS PUEBLOS MÁS lindos DE COLOMBIA

Para volver al pueblo jugamos al turista y nos montamos en uno de estos moto taxis pintados con colores fluorescentes, el nuestro era violeta metalizado y al volante iba un joven de unos… 14 años… quien nos hizo disfrutar del paseo hasta Guatapé. Nos divertimos mucho 😉 A veces hay que dejarse llevar por su condición de turista básico y por supuesto es una forma de que este joven se lleve algo de dinero a casa, no lo olvidemos…

Los Zócalos de Guatapé

Después de una breve parada para comer, es hora de una caminata por uno de los pueblos más coloridos de Colombia. En la parte inferior de las fachadas de cada casa, podemos descubrir los famosos zócalos, que son decoraciones que cuentan la historia del pueblo o que simplemente representan paisajes, objetos de la vida cotidiana, figuras geométricas o sino las pasiones del dueño de la casa. 😉

Cuenta la historia que Guatapé se convirtió en lo que es hoy gracias a un artista local, José María Parra, quien en la década de 1920 comenzó a pintar el interior de su casa para Semana Santa, y luego tuvo el impulso de decorar también el frente de su casa. A los vecinos les pareció tan bonito que le pidieron pintar sus casas igualmente. En esa época, solo se decoraron unas pocas casas.

En la década de 1970, como reacción a la construcción de la represa y la inundación de una parte del pueblo, se decidió salvar los zócalos que iban a ser destruidos por las aguas. Se dispuso su reubicación y fue en este momento que la famosa “Calle del recuerdo” nació y se ha convertido en el ¡emblema del pueblo! Finalmente fue en los años 2000, con motivo del bicentenario del pueblo, que el alcalde pidió a todos los habitantes decorar sus casas con un zócalo. Y desde entonces Guatapé se ha convertido en el atractivo turístico que conocemos hoy.

Para saber todo sobre Zolacos, aquí está la biblia “Guatape Tierra de Zocalos” de Clara Velásquez.

Información práctica

Guatapé

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.