4 días en el desierto de la Guajira

Publié le

Cuando llegó el momento de planear ese viaje a Colombia, como siempre, tuvimos que elegir. Y es que hay tantos lugares que queremos descubrir, que se nos hace imposible ponerlos todos en nuestro itinerario de un mes. Sin embargo, si había un lugar que no podía faltar en esa lista era el desierto de la Guajira

Esta vez nuestro Objetivo sería : Nazareth y el Parque Nacional Natural Makuira en el extremo oeste de la península.

Así que aquí te contamos nuestra experiencia en el ¡desierto de la Guajira!

Información práctica

Encontrarás toda la información práctica sobre el recorrido en el desierto de la Guajira al final de este artículo:
Reservar un recorrido por el desierto de la Guajira
Cómo llegar a Riohacha
Dónde alojarse en Riohacha

¿Pagar o no un tour?

RECORRIDO POR EL DESIERTO DE LA GUAJIRA

4 días en el desierto de la Guajira

Aunque sea posible llegar al Cabo de la Vela por cuenta propia y desde allí también llegar a Punta Gallinas en una de las camionetas 4×4 que pasan, es difícil llegar hasta Nazareth uno solo.

Nosotros tratamos de buscar un recorrido diferente a los habituales pero fue complicado. Solo un tour de 8 días, incluido la Makuira nos llamaba la atención, pero ¡el precio nos dejó fríos! . En ese momento no conocíamos la opción de hacer trekking por el desierto para conocer la cultura Wayuu, lo que para nosotros hubiera sido el plan perfecto.

Pero finalmente, nos decidimos por la única posibilidad disponible para ir a la Makuira que teníamos: un tour de 4 días/3 noches en colaboración con una agencia local.

Así, partimos con un sentimiento contradictorio. Una mezcla de impaciencia por descubrir una región que habíamos querido visitar desde hace mucho tiempo y un poco de aprensión sobre el tipo de turismo que ofrecen estos tours que realmente son cortos.

Alerta de spoiler, al final ese miedo se confirmó. Sin embargo, también tuvimos el sentimiento de ser privilegiados por haber podido conocer estos paisajes espectaculares.

Cuál fue nuestro circuito ?

Teníamos un objetivo: Llegar hasta la punta de la península para poder admirar el Parque Natural Makuira que está cerca a Nazareth, un oasis en medio del desierto…

Como les contamos, tomamos un tour de 4 días que incluía la Makuira y salía desde Riohacha. Es importante recordar que todos los tours incluyen: Alojamiento en hamacas (o Camas), todas las comidas (desayuno, almuerzo y cena) y el transporte en camionetas 4×4.

Por ese lado podemos decir que la oferta de alojamiento y comida fueron de muy buenas.

Nuestro circuito en detalle

Día 1 – Riohacha > Cabo de la Vela
Incluye: Parada en Uribia, parada en las salinas de Manaure, Cabo de la Vela, Pilón de Azúcar y atardecer en El Faro.

Día 2 – Cabo de la Vela > Nazareth

Día 3 – Nazareth > Punta Gallinas
Incluye: Visita al Parque Natural Nacional Makuira en la mañana, parada en las dunas de Taroa y en el faro de Punta Gallinas por la tarde.

Día 4 – Punta Gallinas > Riohacha
Incluye: lancha por Bahía Hondita y avistamiento de flamingos rosados en la Boquita.

Número de personas
Las 4×4 pueden llevar hasta a 8 personas ( 2 adelante, 2 en el medio y 3 atrás). Nosotros tuvimos suerte de que solo íbamos 3 personas en el tour. Y decimos suerte porque en el camino nos encontramos con camionetas 4×4 que llevaban hasta 8 personas bien juntas. Cuando conoces el estado de la vía y la manera de conducir de algunos conductores, sabemos que el recorrido no debió ser del todo tranquilo para ellos. Nuestro conductor había invitado a un colega suyo que iba a Nazaret por asuntos personales. Eramos entonces solamente 4 personas en la camioneta ¡todo un lujo!

Los conductores
Muchos de los conductores de esos tours no son guías turísticos. Así que o puedes tener suerte de que tu conductor sea Wayuu y pueda responder todas las preguntas que le hagas o simplemente no. Es por eso que te aconsejamos ir con la agencia de recomendamos.

Nuestra recomendación para descubrir el desierto de la Guajira

Despues de ese viaje, seguimos buscando opciones de agencias que busquen hacer un turismo más conciente y responsable con la comunidad que se visita.

No fue tarea fácil pero creemos que encontramos una agencia con la cual nos sentimos alineados y es la que queremos recomendarte para visitar la Guajira: SumajFeeling.

Nos gusta por su interés en valorizar la cultura wayúu, en propiciar un intercambio cultural y porque sus choferes SI son guías !

Contactos y reservas

Si todo esto te suena, no dudes en contactarlos de nuestra parte a través del formulario que te dejamos abajo.

Uribia y Manaure

Desierto de la Guajira

4 días en el desierto de la Guajira

Cuando vas en una de esas 4×4 por todo el desierto de la Guajira, te encontrarás con muchas sorpresas por el camino. Primero, no hay carretera, cada conductor va por donde sabe, siguiendo trazos existentes o a veces hasta creando otros caminos.

Aún más, si está comenzando la temporada de lluvias en la Guajira, que fue nuestro caso (septiembre). Los caminos están vueltos nada, hay huecos por todas partes y la probabilidad de que el carro se quede atascado en el barro, se pinche o se quede varado es alta.

Uribia

De Riohacha hasta el Cabo de la Vela son aproximádamente 3 o 4 horas de viaje. Nosotros nos tardamos 5 horas ya que el carro no estaba en perfecto estado, así que paramos varias veces y luego debimos esperar a una revisión técnica en Uribia.

Los Wayúus representan el 90% de la población de Uribia, lo que le ha valido el título de Capital Indígena de Colombia. Es un pueblo un poco desordenado donde turistas y locales vienen a llenar sus tanques de gasolina traida de Venezuela. Nuestro conductor nos dejó en la plaza principal mientras él iba a que revisaran la 4×4. Tendremos tiempo para comer algo en una panadería local y charlar con algunas vendedoras de mochilas Wayúus y por supuesto ¡enamorarnos de sus mochilas! 🙂

Aquí, las mochilas Wayuu son realmente baratas en relación al trabajo que demandan, así que si vienes aquí, no dudes en comprar estas magnificas artesanías directamente a sus artesanes y por favor No regatees el precio. Hacer una mochila es un trabajo que toma su tiempo y por lo general son casi obras de arte. El precio al que las venden es realmente bajo, es hora de empezar a dar al trabajo de nuestros artesanos su justo valor. También es importante entender que esta artesanía es uno de los principales medios de subsistencia de las familias Wayúus.

Salinas de Manaure

Honestamente nos preguntamos por qué el conductor nos llevaba a las salinas de Manaure. No entendiamos por qué había parado allí, en medio de los camiones.

Luego entendimos que había parado allí para la típica foto. Y aunque es cierto que nos encanta tomar fotos, si no hay una historia detrás de esta, entonces ¿cuál es la gracia?

El tour que les proponemos hacer a ustedes, tiene una parada aquí pero contextualizada, con alguien que te explicará que es este lugar, su historia e interés. Algo que nous hubiera encantado saber…

Cabo de la Vela, Jepira

CONOCER EL DESIERTO DE LA GUAJIRA

4 días en el desierto de la Guajira

Llegamos justo a la hora del almuerzo a Cabo de la Vela, Jepira en lengua wayúu. Luego de dejar nuestras maletas en la habitación y después de haber comido, nos llevaron al Pilón de Azucar(Kaimachi). Cuando uno llega, los conductores te dejan ahí a que vayas a recorrer. Subimos a la punta del Pilón para admirar la vista de la costa Caribe y el sorprendente contraste entre el azul del mar y el ocre de la tierra.

Después nos dieron tiempo para refrescarnos un poco con un buen chapuzón. El agua es increíble, calientita, clara y el paisaje es espectacular.

Sabemos que este lugar es uno de los lugares sagrados del pueblo Wayuu… Teníamos tantas preguntas, tantas ganas de saber más sobre sus creencias, de aprender más sobre su cultura pero no pudimos encontrar a nadie que pudiera hablarnos de esto. Y no podíamos preguntarle a nuestro conductor puesto que no era para nada un guía.

Tratamos de disfrutar pero fue inevitable hacernos muchas preguntas. Cada quien viaja a su manera pero la nuestra estaba en conflicto interno con lo que realmente queríamos vivir. En este lugar salvaje y sagrado, desde la cima del Pilón de Azúcar, admiramos el paisaje, el desierto, las turbinas eólicas, las montañas peladas y notamos al pie del Pilón las diez 4×4 alineadas esperando que los turistas terminen su pequeño recorrido, tomen la foto para salir al siguiente lugar.

El día termina un poco más lejos, en el faro del Cabo de la Vela, con una sublime puesta de sol…

Contactos y reservas

Nazareth y el Parque Natural Nacional Makuira

CONOCER EL DESIERTO DE LA GUAJIRA

4 días en el desierto de la Guajira

Después de pasar una noche mitad en Chinchorro y la otra mitad en nuestra habitación después que nos atacaran los mosquitos, salimos temprano al día siguiente ya que nos esperaban 7 horas de viaje hacia Nazaret en el extremo este del desierto de la Guajira.

A pesar de la distancia, a pesar de lo largo del viaje para llegar allí, Nazareth seguirá siendo lo que salvará nuestra experiencia en el desierto de la Guajira.

Nazareth

Nazareth ha mantenido un ambiente sencillo donde los habitantes no parecen haber sido afectados por la molestia del turismo. Aquí, la situación geográfica es “privilegiada” en comparación con el centro del desierto. Las montañas circundantes actúan como catalizador de las nubes y proporcionan acceso al agua, un fenómeno poco frecuente en la Guajira y que les permite cultivar alimentos en la temporada de lluvias.

Nazareth tiene su aire de pueblo indígena donde las tradiciones se perpetúan lejos de los cambios del mundo. Literalmente obligamos a nuestro conductor a parar para ir corriendo a tomar una cerveza en la esquina. Parar, mirar por unos breves instantes, descansar un poco…

Finalemente llegamos a nuestro alojamiento. Después de dos días de camino, al ver lo que habíamos visto, a las personas sobrevivir con nada, padres recogiendo agua de charcos, los niños bañandose en ella, cuando llegamos a nuestro alojamiento y vemos una piscina… nos preguntamos qué estabamos haciendo allí. Sin embargo, debido al calor que hacía decidimos bañarnos pero seguiamos pensando en esto.

El Parque Natural Nacional Makuira

A la mañana siguiente, íbamos a visitar el Parque Natural Nacional Makuira. Además de ser una reserva natural, el parque es una reserva indígena, un territorio protegido donde viven 54 familias. Es un oasis en medio del desierto. Su ecosistema lo convierte en un territorio fértil donde pueden cultivar. La población local se beneficia del agua unos 4 meses al año gracias a un río que se llena durante la temporada de lluvias.

Hasta hace unos años, el río estaba presente todo el año… Cuando lo atravesamos, está completamente seco, caminamos en su lecho de arena. Es difícil imaginar el agua en tal ambiente y el lugar debe tomar un tono aún más mágico cuando el río fluye.

Por fín con nuestra guía Wayuu, Mayerli, podemos caminar en el parque y charlar sobre la cultura de la mayor población indígena de Colombia. Los Wayuu, por su féroz carácter, son uno de los pueblos indígenas que lograron resistir a los colonos españoles. Hoy en día, viendo la evangelización cristiana en ciertas rancherías, uno se pregunta sobre el nuevo colonialismo moderno.

Mayerli, con paso tranquilo nos comparte su conocimiento con paciencia, escuchando nuestras preguntas, tratando de responderlas con sencillez.

Contact et réservation

Las dunas de Allewoluu

Después de haber caminado dos horas por el parque Makuira, en medio de un sorprendente bosque, lleno de una impresionante variedad de pájaros, aparece de repente, como del dedo de un pintor travieso, una mancha ocre brillante en medio de la montaña: ¡las dunas de Allewoluu nos esperan para un grandioso espectáculo!

Allewoluu significa “el lugar donde los amigos se reunen”. Mayerli nos cuenta que es en este lugar único donde se reúnen para celebrar sus cumpleaños. Una extraña leyenda cuenta que fueron los indígenas Arhuacos los que trajeron la arena a este lugar y el viento acabó formando las dunas. Para resumirles la historia, esto muestra hasta qué punto las interacciones entre los pueblos indígenas fueron mucho más allá de las fronteras de sus territorios.

Punta Gallinas

CONOCER EL DESIERTO DE LA GUAJIRA

4 días en el desierto de la Guajira

Hacia Punta Gallinas, nos esperan 3 horas de camino por magníficos paisajes. Nuestro primer objetivo, llegar a las famosas dunas de Taroa, uno de los puntos de interés más populares para los turistas que visitan el desierto de la Guajira.

Las Dunas de Taroa

Las 4×4 se detienen lo más cerca posible de las dunas, incluso nos dicen que antes se les permitía conducir en las dunas. Todo el mundo se baja para admirar el espectáculo, hermosas y grandes dunas de arena dorada que caen en el mar.

Nos damos nuestro segundo chapuzón del recorrido antes de ir hacia el Faro de Punta Gallinas, el famoso punto más septentrional del continente sudamericano. Dicho de otra forma, el punto más al norte de América del Sur. Parar, tomar la foto y de vuelta a la camioneta.

No tendremos tiempo de admirar el atardecer desde la playa de Punta Aguja, vamos directamente a la enorme ranchería de la famosa Luz Mila. Luz Mila es una pionera, la primera en comenzar a recibir a turistas. Inicialmente a pequeña escala, con solo unos pocos turistas “en casa”.

Hoy en día Luz Mila es una institución. El lugar es bastante impresionante y debe ser capaz de acomodar varios cientos de personas al mismo tiempo. Podemos lamentarlo, pero también debemos entender que la actividad de la ranchería permite hoy en día un aporte financiero a muchas familias de los alrededores, empleadas en el buen funcionamiento de la empresa: cocina, mantenimiento, transporte, fabricación de chinchorros, etc.

Bahía Hondita

Nuestra estancia en el desierto de la Guajira está llegando a su fin. Esta última noche en Punta Gallinas nos ofrece uno de los más bellos cielos que vimos durante nuestro viaje. Despertándonos a las 3 de la mañana, salimos de nuestra habitación para admirar las constelaciones que se nos ofrecen en silencio… Más tarde, sobre las 5 de la mañana, conseguimos levantarnos para admirar el espectáculo del amanecer… ¡momentos mágicos!

Descubrimos a la luz del día este mágico lugar que es Bahía Hondita.

Aquí también los contrastes de color son sorprendentes. Los acantilados ocres de la tierra, como si estuvieran esculpidos por olas invisibles, se lanzan al mar turqueza. A lo lejos se forma un improvisado pantano de manglares. Aquí una barquita abandonada marca la presencia humana con un toque de color, tan simple como un cuadro.

Después del desayuno se invita a todos los turistas presentes en la Ranchería a subir a una lancha hacia La Boquita. El aire fresco de la mañana nos sopla en la cara, este pequeño viaje por las verdes aguas de la Bahía Hondita es un verdadero placer. Llegamos a la península de La Boquita.

A lo lejos se pueden ver los flamencos rosados. Todos los turistas bajan de las camionetas y nos dejan ahí con estos curiosos animales. Hora de algunos clichés para luego salir de vuelta hacia Riohacha.

El paisaje es fabuloso, tipo marte y nos hace querer volar el dron. Cada día los paisajes pasaban por detrás de las ventanas de la 4×4, cada uno más sorprendente que el anterior. Uno se siente hechizado al admirar los cambios en la vegetación que sobrevive en estas tierras áridas dependiendo de su ubicación geográfica, más o menos cerca del mar, más o menos cerca de una montaña… Los colores de la tierra también varían de rojo a casi blanco, pasando por todos los tonos de oro y ocre. Por todas partes cactus, inmensos, como en las películas del oeste, y por todas partes bolsas plásticas llevadas por el vientos y que terminan colgando de lo que sea que esté en su camino, un cactus, un alambre de púas, un árbol…

El regreso es largo y extenuante después de los 4 días que pasamos allí. Los kilómetros pasan al paso rápido de una 4×4 sobre pistas caóticas. Luego viene Uribia y su olor a gasolina de contrabando. Finalmente, ya solo falta llegar a Riohacha. EL FIN.

Los “peajes”

Desierto de la Guajira

4 días en el desierto de la Guajira

Ya estábamos preparados para esto, sabíamos que la gente local detendrían a los grupos turísticos estirando una simple cuerda en el camino en puntos estratégicos cerca de las rancherías. Pero al final, nada te prepara para la realidad de la Guajira.

El departamento de la Guajira es, junto con el del Chocó, el departamento más pobre de Colombia. También es el más inhóspito. El calor es abrumador, hay un terrible viento que lo seca todo. En el centro del desierto, es difícil cultivar algo para comer, casi imposible tener acceso al agua potable, y la corrupción infernal desvía las ayudas antes de que pueda beneficiar a la población.

Por lo tanto, las comunidades Wayuus viven en lo que puede llamarse pobreza extrema. Así que cuando ves a un niño de 5 años corriendo hacia la 4×4 con la mano extendida bajo el sol ardiente… ¿Cómo puedes describir lo que se siente al ver a los conductores tirar una bolsa de galletas por la ventana?

Nos encontraremos con unos 40 peajes de galletas por todo el camino.

En el Cabo de la Vela, hay carteles que invitan a los turistas a no participar de esto, a no dar, a no fomentar la mendicidad. Porque sí, en parte es el turismo el que ha provocado esta mendicidad, ya sea en ciudades como Uribia donde los niños y mujeres Wayuu vienen a pedir limosna o en la carretera con estos bloqueos.

¿Pero cómo culparlos? ¿Cómo reaccionar si viéramos diariamente 4×4 llenas de turistas que pasan por nuestro territorio, llenos de dinero del que no veremos ni un peso?

La Yonna

Tradición Wayuu

4 días en el desierto de la Guajira

Cuando estuvimos en el Cabo de la Vela escuchamos que era posible visitar una ranchería para aprender más sobre el ritual de la Yonna. Después de hablar varios días con nuestro conductor, al final decidió llevarnos a donde una familia vecina de Luz Mila.

Cuando llegamos, el patriarca de la familia estaba literalmente borracho con alcohol local. Nos sentamos en una banca y aceptamos el alcohol barato del padre de la familia. Llega la noche, hacen una pequeña fogata en medio del patio, los niños están listos y llevan puestos sus trajes tradicionales junto con su madre. Completamente vestida de rojo, trata de ignorar las risas de los conductores y del patriarca para contarnos sobre su cultura y la Yonna,danza importantísima en la cultura Wayuu. Hasta que por fin un grito hace que se callen y podamos finalmente charlar con ella. El ambiente…

Los conductores deciden prender las luces de los carros para que podamos ver mejor y para que podamos también “tomar fotos”… definitivamente no nos sentíamos para nada cómodos.

Los niños le dice a Angélica que se ponga un vestido tradicional y nos pintan la cara con símbolos tradicionales para las ceremonias: marcas de guerrero para Samuel, espirales para Angélica, una de las formas más recurrentes que simboliza el camino de la vida, los ciclos de la naturaleza y también constituye la base de la mochila Wayuu.

La Yonna es una danza tradicional que normalmente se reserva para momentos importantes en la vida de las comunidades Wayuu. Cuando entiendes eso, te das cuenta que sobras.

La Yonna se baila en círculo y es la mujer la que siempre avanza hacia el hombre que siempre retrocede hasta que caer. La mujer representa la fuerza mientras que el hombre representa el viento.

La música y los movimientos cambiarán según la celebración. Los pasos recrean los movimientos de los animales. Los animales son muy importantes en la cultura Wayuu: son los ancestros, cada animal tiene su leyenda, cada clan tiene un emblema animal…

Los niños nos muestran los pasos e intentan hacernos adivinar el animal que representan. Se acompañan de los sonidos del tambor y cambian de movimiento con cada cambio de ritmo. Luego nos invitan a aprender el paso tradicional e intentan bailar a nuestro paso.

Te das cuenta que, al parecer, suelen hacer esta actividad con los turistas.

Hablaremos de las tradiciones, la importancia de los sueños, el tejido de las mochilas, etc. y 35.000 preguntas más tarde. Ahora, es hora de despedirnos de la familia.

Para reflexionar

Una experiencia que es a la vez fuerte y extraña, entre una atracción turística y el aprendizaje real de una tradición. Pero al final una forma de folclorización cultural en la que lamentamos haber participado.

La cosmovisión Wayuu

Indígenas de la Guajira

4 días en el desierto de la Guajira

En el parque Makuira y gracias a nuesta guía Wayuu Mayerli, fue el único lugar en el que realmente pudimos conversar sobre la tradición Wayuu. En definitiva, fue el único momento de los 4 días en donde esto era realmente posible.

Mayerli nos habló sobre la cosmogonía (leyendas sobre la creación del mundo) y de la cosmovisión (visión de la vida) Wayuu.

Al principio de los tiempos Wolunka, hija de la madre tierra y la lluvia, se bañaba en el río cuando sus hermanos le pusieron una trampa para quitarle los dientes que tenía en la entrada de su vagina y que le impedían tener hijos. Cuando estaba a punto de lanzarse al agua desde una piedra, ellos lanzaron una flecha hacia sus genitales y destruyeron así sus dientes. Wolunka pudo entonces procrear y dar a luz al pueblo Wayuu.

Esta leyenda puede parecer una alegoría de la llegada de la primera menstruación de las mujeres. Esta etapa es muy importante en la cultura Wayuu y hace parte de un rito sagrado: el Encierro.

El Encierro

La joven permanece encerrada durante varios días/semanas/meses según la familia (antes era por meses) y sólo es visitada por las mujeres del clan. Durante este período se le transmiten importantes conocimientos de la tradición Wayuu.Se le corta el pelo para dejar ir el espíritu de la infancia (antes se les rapaba la cabeza por completo), recibe cuidados corporales y consejos de las mujeres de la familia para prepararla para la vida adulta. Hoy en día este ritual suele durar sólo unos pocos días o semanas puesto que tienen que ir a la escuela 😉.

La mujer Wayuu

La mujer es el pilar de la comunidad Wayuu que opera en un sistema matriarcal. La mujer toma las decisiones y enseña el conocimiento de las tradiciones. La mujer Ouutsü es la autoridad espiritual del clan, tiene el conocimiento medicinal y la habilidad de comunicarse con el mundo natural y sobrenatural a través de los sueños. Los sueños son un factor importante en la cultura Wayúu.

Si el que resuelve los conflictos dentro de la comunidad es un hombre, el Pütchipüü, “el palabrero”, debe ser el tío del lado materno del clan. Las mujeres son líderes dentro de la comunidad aunque los hombres sean sus “representantes” ante el mundo exterior.

El color rojo

El color rojo es un color muy importante en la cultura Wayúu. Es el color de la sangre que Wolunka derramó en el río. Es el color de la tierra que las mujeres usan para cubrir completamente sus rostros y protegerse del sol. Este es el color que los Wayuus usan para dibujar símbolos tradicionales en sus caras antes de las celebraciones. Es el color del vestido que usan las mujeres en la Yonna, la danza tradicional Wayuu. El emblemático pájaro de la Guajira, “el Rey Guajiro”, es también completamente rojo. Cuenta la leyenda que cuando el río se tiñó con la sangre de Wolunka, pasó el rey pájaro Guajiro. Se sumergió en el agua ensangrentada y salió ¡completamente rojo!

Habría mucho que decir sobre la cultura Wayuu. Habría mucho que aprender al pasar tiempo real con esta comunidad que sigue luchando por preservar su identidad y sus tradiciones.

De regreso, tomaremos el camino hacia Punta Gallinas. Nos damos cuenta que si no nos hubieramos quedado en Nazareth y si no hubieramos conocido a Mayerli, nadie nos habría iniciado en la cultura indígena de la Guajira.

Para reflexionar

De regreso, tomaremos el camino hacia Punta Gallinas. Nos damos cuenta que si no nos hubieramos quedado en Nazareth y si no hubieramos conocido a Mayerli, nadie nos habría iniciado en la cultura indígena de la Guajira.

Los turistas atraviesan esta tierra arrojando galletas por las ventanas sin tener la más mínima idea de lo que ocurre aquí, sin saber nada sobre el conocimiento milenario que impregna esta tierra, sin tener el más mínimo contacto con la cultura indígena.

Entonces ¿qué imágen del pueblo Wayuu se llevan?

La cuestión ecológica

DESIERTO DE LA GUAJIRA Y LA CONTAMINACIÓN

4 días en el desierto de la Guajira

Aquí, no se separa la basura. La recolección de desechos no funciona. Aquí, como en otras partes de Colombia, se apuesta por un futuro con educación ambiental.

Pero en la sociedad actual, donde todo es plástico, ¿qué otra opción hay?

Antes de que inventaramos materiales no degradables, los residuos no existían, simplemente volvían a la tierra. Hoy en día, en los pueblos y en las granjas, los residuos plásticos terminan en la naturaleza. Uno tendería a señalar con el dedo a las comunidades Wayuus por su falta de educación. Eso es un hecho, pero ¿qué pasa con el resto de Colombia?

Se necesitaría mucha voluntad política para crear campañas de educación ambiental a gran escala, recursos considerables para crear un sistema eficiente de recolección y reciclaje de desechos, no sólo en la Guajira, sino en todo el país….

Mina de Carbón de Cerrejón

Pero, ¿cómo podemos hablar de esta contaminación visible sin mencionar la gran mina de carbón del Cerrejón, propiedad de multinacionales gringas que abastecen a grandes grupos europeos como la francesa EDF y Engie? Desde su apertura, la mina ha estado secando las vías fluviales y privando a la población del acceso vital a este recurso universal.. Esta actividad terriblemente contaminante pone en peligro la supervivencia misma de una población. ¿No es ese el verdadero escándalo?

Cierro paréntesis. La Guajira está llena de problemas muy complejos como para abordarlo desde una mirada exterior.

Nuestro papel

Así que, por nuestra parte, como turistas podemos tratar de ayudar. Aquí o en otro lugar, cuando es obvio que los residuos no son valorizados, lo menos que podemos hacer es llevar nuestros desechos plásticos con nosotros. Aprovechando el carro que tenemos disponible, es sencillo poner una bolsita de basura y esperar a tirarlo de vuelta a Riohacha, ciudad en la que existe un sistema de recolección.

Balance variado

IMPRESIÓN DE NUESTRA VISITA A LA GUAJIRA

4 días en el desierto de la Guajira

Y si hay algo que estuvo presente en todos los 4 días que estuvimos en el desierto de la Guajira fueron las 4×4 en las que nos desplazamos. No nos vamos a quejar, ¡vamos! esas camionetas son muy cómodas y seguras sobre todo para ese tipo de terreno y condiciones climáticas. Pero durante todo el camino nos cuestionamos sobre esta forma de viajar.

El turismo debe replantearse

Creemos que el turismo en la Guajira está en una especie de callejón sin salida y que no es sostenible perseverar en este camino. Si hace 20 años, cuando se inició el turismo de aventura en la región, seguramente era posible “conocer” realmente el desierto de la Guajira, hoy en día el turismo ha perdido el rumbo. Camina a ciegas, con prisas, sin ver que por querer más va a terminar mal.

Por eso es necesario disminuir el paso. Desacelerar para sentir el peso del desierto y la belleza de los paisajes, para encontrarse con la cultura local, para contemplar, aprender, digerir.

Los clásicos tours de Cabo de la Vela/ Punta Gallinas son una especie de foto-safari. donde todos son llevados a los mismos lugares para tomar fotos y volver a salir, todo está cronometrado, todo está preparado, no se fomentan los encuentros, la educación del viajero en la historia cultural y natural de la región no es el centro del viaje como debería ser.

A continuación te animamos a que eches un vistazo a nuestros consejos para conocer la Guajira de una manera diferente.

Bellos recuerdos

Dicho esto, las fotos que has visto en este artículo son la prueba de que esta región es una de las más bellas que existen. Los paisajes son magníficos e impresionantes considerando las condiciones de vida. Hay que admitirlo, nuestros ojos contemplaron ¡los más bellos paisajes!

Gracias a nuestra estancia en Nazareth y en el Parque Nacional Makuira, y gracias a nuestro taller de Yonna en Punta Gallinas, finalmente conseguimos conocer y aprender un poco más sobre la cultura Wayuu. Y aunque los encuentros fueron “organizados” y no emanaron de la espontaneidad, pudimos abrir algunas puertas a esta misteriosa región de Colombia.

Información práctica

Desierto de la Guajira

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.