La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más denso de Colombia

Compartir:

¡Bienvenidos al bosque de palmas de cera más denso de colombia del mundo! El Valle de la Carbonera es un lugar único, indescriptible y mágico que, si se tiene la suerte de visitarlo, hace que el Valle del Cocora parezca insignificante. Sí, sí, has leído bien.

El único “pero” es que su acceso no tan fácil, y que entonces, el presupuesto para descubrir uno de los paisajes más bellos de Colombia aumenta un poco.

Pero la belleza del paisaje del Valle de la Carbonera no tiene comparación y sin duda vale la pena. Nada te prepara para esto. Para nosotros, es simplemente uno de los paisajes más hermosos que hemos visto en Colombia.

Pero seguro te preguntarás , si es tan bonito, ¿por qué este valle es menos conocido, menos visitado que el de Cocora? Pues bien, lo sabrás todo leyendo nuestro artículo.

Información general valle de la Carbonera

  • Nombre : La Carbonera ou Tochecito
  • Cuando ir : Todo el año
  • Superficie : 330km2
  • Ecosistema : Bosque de palmas de cera
  • Clima : frío y húmedo
  • Altitud : entre 2300 y 3300m
  • Región : Andina
  • Departemento : Tolima

Valle de la Carbonera (Tochecito)

El valle más hermoso de Colombia

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

Teníamos cita con nuestro guía hacia las 8:00 a.m en Salento para nuestra excusión al Valle de la Carbonera.

Salimos entonces a bordo de un 4×4. Por qué ? Porque este valle aislado sólo es accesible por una trocha. Nos tomará unas buenas 2 horas subir hasta el Alto de la Línea a 3300 mts, que marca la frontera entre los departamentos de Quindío y Tolima, y empezar a bajar por el valle para llegar a los primeros miradores.

Un territorio olvidado durante mucho tiempo

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

Toda la zona rural del Alto de la Línea, incluido el Valle de la Carbonera, fue un campo de batalla entre el ejército, los paramilitares y la guerrilla a principios de la década del 2000. Se sabe que el Valle de la Carbonera era entonces un territorio controlado por las FARC.

En la carretera que sube al Alto de la Línea nos detenemos cerca de una casa abandonada. Nuestro guía nos cuenta que, en realidad, se trata de una antigua escuela rural y el lugar de una historia trágica como la que cuentan en todas partes en Colombia. Una escuela, inocentes, una masacre, y luego nada…

El aire es fresco a esta altura, pero el aire es pesado con el peso de la historia. Colombia también es eso. Y es importante afrontarlo para vislumbrar lo que también compone el alma herida detrás de las sonrisas y el calor humano de los colombianos.

Los paisajes del Valle de la Carbonera

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

Continuando el camino, pasamos por el Alto de la Línea (desde donde parten los ciclistas que hacen el descenso en bicicleta) y comenzamos a bajar al valle. En una curva de la carretera, aparecen los primeros bosques de palmas de cera en la distancia. ¡Es un shock!

Rápidamente pedimos parar para hacer fotos. Estamos como locos. Queremos parar en cada curva, a cada nuevo punto de vista. Cristian, nuestro guía sólo se ríe, porque sabe que no hemos visto nada…

Cuando se piensa en las palmas de cera, generalmente se piensa en el valle del Cocora y sus inmensas praderas salpicadas de palmas de cera por aquí y por allá. Pero la realidad es que lo que se ve en Cocora son palmeras moribundas, que ya están terminando su ciclo de vida… En Cocora no hay brotes, ni palmas “bebé”. Cada palma ha crecido, ha terminado su vida y no será reemplazada, porque su entorno natural ha sido destruido.

El Valle de la Carbonera es una historia diferente. Tiene la mayor densidad de palmas de cera de Colombia (y por tanto del mundo).

Aquí descubrimos cuál es el verdadero ecosistema de un bosque de palmas de cera. En otras palabras, podemos ver cómo era el paisaje antes de la intervención humana y los desastres causados por la ganadería. Estos son los paisajes que uno esperaría encontrar a lo largo de las montañas andinas ecuatoriales entre 1500 y 3000 m de altitud.

Un bosque denso, una selva, donde vemos la palma de cera en todas sus etapas, la semilla, el brote joven, las primeras palmas, el comienzo de un tronco, y las palmas adultas… Bosques de los que emerge una enorme cantidad de palmas de cera, un espectáculo incomparable, impresionante.

Es un verdadero choque visual.

Las especies de palmas de cera

Las palmas de cera son especies endémicas de las montañas andinas ecuatoriales de América del sur. Se encuentran entre los 1500 m y 3000 m de altura.

Existen 16 especies de palma de cera en el mundo (en realidad en una zona que va desde el oeste de Venezuela hasta el norte de Bolivia).

Colombia es el país que tiene la mayor cantidad de palmas de cera y la mayor variedad de especies presentes. Se cuentan 8 especies de palma de cera, de las cuales 6 son nativas de la región del Quindío y del Tolima.

Las especies de diferencian por la altura de su tronco y la rapidez en su crecimiento. Algunas especies son también específicas según las altitudes.

La Carbonera o Tochecito ?

Finalmente llegamos a la finca “La Carbonera” donde hacemos nuestra primera parada. Caminamos unos cientos de metros para admirar uno de los paisajes más bellos que hemos visto en Colombia. Sencillamente así.

Como puedes ver, la Carbonera es en realidad el nombre de una finca que se encuentra en medio de este valle. Se le llama la carbonera a la zona igualmente porque antes se extraía carbon de esas montañas.

Asimismo, otros operadores suelen referirse a Tochecito, que en realidad es el nombre del río que baja hasta el pueblo de Toche.

Al final, los operadores que vienen de Salento hablan de La Carbonera, ya que es la primera finca en la carretera desde Salento, y los que vienen de Ibagué hablan más de Tochecito, ya que es más fácil llegar al pueblo de Toche desde Ibagué.

En cualquier caso, lo que hay que entender es que todos los valles que se extienden entre el pueblo de Toche (2300 m) y el Alto de la Línea (3300 m) están cubiertos de islotes de bosque, llenos de palmas de cera de una densidad incomparable.

El mayor bosque de Palmas de cera de Colombia

El Valle de la Carbonera

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

Este valle es único porque contiene casi todas las palmas de cera del mundo. ¿del mundo? Dirás que eso es demasiado. Y sin embargo…

Esta especie de palma es endémica de los Andes de Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Venezuela… Los científicos afirman que más del 80% de las palmas de cera del mundo se encuentran en el Valle de Carbonera.

Para hacerte una idea más clara:

  • El valle del Cocora: al rededor de 6000 palmas de cera
  • El valle de la Carbonera: al rededor de 600.000 palmas de cera

100 veces más!

Por qué este valle ha sido tan bien conservado ?

Esto puede sonar extraño, pero es un fenómeno que se encuentra en muchas regiones de Colombia. Desde los acuerdos de paz de 2016, muchas zonas del país que estaban en manos de las FARCS han vuelto a ser accesibles. Y todos estos territorios generalmente han sido increíblemente preservados de los estragos del “desarrollo” humano.

El territorio alrededor del pueblo de Toche estuvo durante mucho tiempo controlado por la guerrilla. El valle vivía como aislado del resto del mundo y esto limitó el desarrollo agrícola y la minería en el valle.

El valle de Carbonera es, por tanto, una especie de paisaje congelado en el tiempo, una pequeña muestra de lo que pudo ser el paisaje montañoso de la región andina ecuatorial antes de la intervención humana. Y como en muchas regiones colombianas, curiosamente fue el conflicto armado el que protegió los ecosistemas.

Ahora que los guerrilleros se han ido, corresponde a los propietarios de las tierras (ya que todo es privado) proteger los bosques y permitir su regeneración. Como ocurre a menudo en Colombia, el turismo tiene un papel importante, ya que cuando un turista viene a descubrir estos paisajes y bosques, los propietarios se dan cuenta de que tienen un tesoro y se sienten más inclinados a imaginar su protección para el futuro. Pero nada esta ganado…

Los bosques de palmas de cera en Colombia

Como te habrás dado cuenta, el Valle del Cocora no es el único lugar donde se pueden admirar las palmas de cera. Y es probable que sea incluso el lugar menos interesante para verlas…

Por el momento hemos tenido la suerte de visitar 3 lugares diferentes para observar los bosques de palmas de cera (Salento, Salamina et Piajo). Pero sabemos que existen otros lugares aún menos conocidos y seguramente existan otros.

Estos son los bosques de palma que sabemos existen en Colombia :

  • Salento, Quindio
  • Pijao, Quindio
  • Toche, Tolima
  • Anaime, Tolima
  • Roncesvalles, Tolima
  • Salamina, Caldas
  • Tenerife, Valle del Cauca

La Palma de cera, una especie en vía de extinción

Valle de la Carbonera (Tochecito)

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

Hay que ser conscientes de que este paisaje ha sido esculpido por el hombre para la ganadería y que es esta deforestación para dar paso a los pastos la que ha provocado la pérdida de más del 70% de las palmas del Valle del Cocora desde 1985… ¡algo en lo que pensar!

La palma de cera es el emblema nacional de Colombia, pero es una especie en peligro de extinción. La palma de cera es un árbol endémico de las regiones andinas de Colombia y crece en altitudes de entre 1.500 y 3.000 metros, principalmente en la región cafetera, es decir, en los departamentos de Quindío, Tolima, Risaralda, Caldas (incluso se puede encontrar en Antioquia, Santander, Cauca y Caqueta).

La disminución del número de palmas de cera en Colombia se debe a dos razones: la tradición cristiana y la deforestación.

Tradición, porque durante mucho tiempo las hojas de las palmas de cera fueron utilizadas para la celebración del Domingo de Ramos en Semana Santa (esto está prohibido ahora). Y la deforestación, debido a la necesidad de crear cada vez más pastizales para el ganado y para facilitar el acceso a las minas. Esto ha destruido el ecosistema nativo de las palmeras de cera, impidiendo su reproducción.

Ahora está prohibido cortar las hojas de la palma para la semana santa, y se están llevando a cabo programas de replantación, pero todo es una labor muy compleja por las particularidades y el lento crecimiento de la palma de cera. Es probable que a finales de siglo las palmas del Valle del Cocora desaparezcan y que por desgracia, se convierta en un simple paisaje de enormes pastizales

En resumen: una palma de cera en medio de una pradera es una palmera de cera sin futuro.

Reproducción de las palmas de cera

Después de nuestra parada en la finca “La Carbonera” nos dirigimos a otra finca donde almorzaremos y luego descubriremos un poco del interior de un verdadero bosque de palmeras de cera conservado.

El paisaje de la carretera es simplemente impresionante…

Llegamos a la finca y nos reciben con una buena comida tradicional: sopa de pasta, pollo en salsa con arroz, papas, yuca…

Ya con la barriga llena, nos vamos con nuestro guía a descubrir el bosque de palmas de cera que los propietarios de la finca han decidido proteger al máximo (y por tanto intentar evitar que las vacas suban hasta allí aunque parezca complicado).

En este bosque descubriremos el ecosistema natural de la palma de cera y veremos las diferentes etapas de su reproducción natural. También es una oportunidad para ver la increíble biodiversidad que guarda un bosque de palma, y en particular la presencia de una gran variedad de aves.

Para reproducirse, las palmas de cera necesitan un bosque denso y sombreado. Las semillas caen al suelo, y la humedad les permitirá germinar y desarrollarse a la sombra del bosque. Los primeros años son cruciales para que la palma sobreviva.

La palma de cera tiene un crecimiento extremadamente lento: En esta zona, tarda 25 años para desarrollar sus hojas y ver aparecer su tronco. Para esta etapa necesita de la sombra de los otros árboles. Luego pasarám varias décadas más antes de abrirse paso entre el bosque y alcanzar su altura adulta.

En un pastizal abierto, las semillas de la palma de cera caerán al suelo sin poder germinar ni desarrollarse, ya que, o se las comerán o pisotearán las vacas, o las quemará el sol cuando las primeras hojas aparecen!

el proceso de crecimiento lento de la palma de cera

  • La semilla cae al pie de la palma adulta o es desplazada por los pájaros.
  • La semilla puede tardar un año en gerninar bajo la sombra del bosque denso
  • Las primeras hojas aparecen y comienzan a crecer
  • Las hojas jóvener pueden medir hasta 5m de largo
  • Se puede tardar hasta 25 años (o más según la zona) antes de fabricar el tronco
  • La palma comienza a buscar la luz hacia arriba.
  • el tronco va a crecer 12 cm por año ( Cada línea que uno observa en los troncos representa un año.
  • Se necesitarán al rededor de 70 años para que esa nueva palma pueda reproducirse.
  • Las palmas de cera adultas pueden alcanzar hasta 60 m de altura y vivir 200 años más o menos.

El Camino nacional

Valle de la Carbonera (Tochecito)

La Carbonera (Tochecito), el bosque de palma de cera más grande de Colombia

La lluvia se acerca, así que regresamos del bosque de palma para tomar la carretera de regreso a Salento. No hemos visto más que palmas de cera por doquier, miles de ellas, y aún así nnos damos cuenta que es imposible cansarse de este espectáculo.

Tanto a la ida como a la vuelta, tomamos la misma ruta, que no es cualquiera… Se trata del Camino Nacional (que en esta parte se llama Camino del Quindio).

El Camino Nacional es una vía ancestral utilizada antes de la colonización por las poblaciones indígenas y que unía Bogotá con Quito (capital del Ecuador). Como en toda Colombia, tras la colonización, los españoles desarrollaron estas vías de comunicación y las rebautizaron como “caminos reales”. Se pueden encontrar en todo el país.

Vallée de la Carbonera (Tochecito), la plus grande forêt de palmiers de cire de Colombie

Se puede decir que muchos pueblos se crearon gracias a este camino nacional y Salento es claramente uno de ellos. En esta larga y difícil ruta, era necesario crear lugares de descanso para dormir antes de continuar el viaje. Así que fue con este propósito que se creó el pueblo de Salento.

Aunque esta carretera pudo estar pavimentada en un pasado lejano, con la creación de carreteras más modernas en otras rutas, esta carretera fue abandonada y devuelta a su estado original: tierra, piedra, grava. Sobre todo porque la presencia de la guerrilla durante muchos años hizo que la carretera dejara de utilizarse. Hoy este camino está abierto de nuevo, pero su estado la hace accesible sólo en 4×4 (o en todo caso un buen carro preparado para la aventura), o en bicicleta.

Como lo dijimos antes, esta carretera comienza en Salento y conduce al llamado “Alto de la línea” a 3300 m de altura, que define la frontera entre los departamentos del Quindío y del Tolima. Una vez en la cima, la carretera desciende hasta el pueblo de Toche, en este valle espectacular y todavía relativamente virgen.

Toche y el volcan Machín

Valle de la Carbonera

Volcan Machin, Village de Toche en Colombie
crédito de la foto : servicio geológico colombiano

Desde Salento, si se sigue la ruta por el valle hasta el pueblo de Toche, podrás descubrir un pequeño pueblo congelado en el tiempo. Como toda la zona, Toche también vivió durante mucho tiempo las horas oscuras del conflicto armado, pero que hoy, gracias al turismo hay una segunda oportunidad para sus habitantes.

Nosotros no alcazamos a ir, pero tenemos buenos comentarios de nuestros amigos o conocidos que sí han ido. Así que sabemos que podrás encontrar alojamiento para dormir y algunos restaurantes. Lo mágico en estos pueblos poco concurridos es que se puede establecer lazos diferentes con los locales, tomarse el tiempo de conversar y conocer mas de cerca a sus habitantes. Pero lo que ha hecho famosa a la zona es sin duda el volcán Machín.

Es un volcán activo con un cráter de unos 2,5 km de diámetro. Su particularidad radica en su cúpula, que todavía está presente y que representa la mayor amenaza si el volcán llegara a explotar algún día… De hecho, se considera que el volcán Machín no ha entrado en erupción desde hace más de 800 años… ¡una especie de olla a presión esperando para estallar!

La actividad del volcán es visible, se puede observar el humo y muchas fuentes termales permiten relajarse. En todo caso, el riesgo de erupción no parece preocupar a la familia del agricultor, que vive literalmente dentro del volcán, ¡en el cráter!

Est plan puedes incluirlo también a la excursión de la carbonera en un día desde Salento. Simplemente pasarás menos tiempo admirando los bosques de palmeras de cera.

Contacto para visitar el valle de la Carbonera

Nuestro aliado local en Salento propone planes privados o en grupo para conocer el valle de la de la Carbonera en 4×4. Esto hace que el precio sea un poco elevado en comparación de otros tours. El precio es degresivo en función del número de personas.

También proponen el plan incluyendo Toche y el volcan Machin, así que no dudes en preguntar por esta opción.

Como llegar al valle de la carbonera

Los bosques de palma de cera de la Carbonera se encuentran en un valle que no es accesible en transporte público o taxi.

Se puede ir en carro (4×4 de preferencia) o en moto, pero cómo siempre decimos, lo mejor y más interesante es ir con un guía, que tenga el vehiculo adecuado para la ruta y que podrá darte información super interesante sobre el entorno, el ecosistema, las aves que observarás etc. Además de saber los sitios en que se puede parar o recorrer para no dañar el ecosistema.

IMPORTANTE : Si finalmente decides ir por tu cuentam debes saber que las fincas son propiedades privadas. Algunas aceptan que los turistas entren a su terreno, como la carbonera, así que no olvides participar y pagar el derecho de entrada que normalmente piden. No hay una especie de “taquilla” así que no dudes en hacer el esfuerzo de buscar la casa de los campesinos y preguntar por el precio a pagar que generalmente es de unos pocos pesos. Sabemos que hay incluso algunas agencias que no lo hacen y claramente nos parece que no hace parte de un turismo responsable.

Desde Salento
Es la solución más rápida, incluso si la carretera no ayuda mucho. Igualmente, es la solución que mejor se integra en un itinerario clásico de un viaje recorriendo Colombia.

  • Distancia : 30km
  • Estado de la carretera : Destapada
  • Tiempo de trayecto en 4×4 : 3 horas

Desde Ibagué
Se puede tomar un bus de Ibagué hasta Cajamarca, tomar un Willis hasta el pueblo de Toche, y luego contratar un tour/guía local para ir a descubrir la carbonera y el volcan machín. (Sabemos que también es posible contratar tures organixados desde ibagué directamente).

  • Distancia : 60km
  • Estado de la carretera : Pavimentada hasta Cajamarca y luego destapada hasta Toche y la carbonera.
  • Tiempo de trayecto en 4×4 : 4 horas

Donde dormir en salento

Salento

Hospedaje vista hermosa

Hotel

Hospedaje vista hermosa

$0 a $100.000

¡Un hotel sencillo pero bonito y sobre todo muy atractivo en cuanto a precio para una ciudad como Salento! Aquí nos quedamos durante nuestro último viaje en febrero de 2022 Habitaciones básicas pero cómodas, limpieza perfecta, buen servicio.

Salento

Hotel Salento Plaza

Hotel

Hotel Salento Plaza

$200.000 a $250.000

Un magnífico hotel en Salento en una hermosa casa colonial muy cerca de la plaza principal. ¡La verdad, nos hubiera gustado quedarnos allí! La decoración es linda, hay un pequeño jardín interior que invita al descanso. Las habitaciones son amplias y las camas parecen cómodas. Tiene muy buenos comentarios.

Salento

hostal salento el viajero

Hostal

El Viajero Hostel

$150.000 a $200.000/Dormitorio : $25.000 a $50.000

Una cadena de hostales que se encuentran en Cartagena, Cali y San Andrés. Recién establecido en Salento, El viajero ofrece una amplia variedad de habitaciones para todos los presupuestos y puede acomodar hasta 90 personas. Dicho esto, debemos admitir que el lugar que han elegido tiene todo para seducir!

Salento

Hostel Ciudad Segrobe

Hostal

Hostel Ciudad Segrobe

$150.000 a $200.000/Dormitorio : $50.000 a $100.000

Entre el hotel y el hostal, un lugar con linda decoración. Nos encanta el ambiente de esta hermosa casa colonial. La ubicación es central, a pocos pasos de la plaza principal del Salento. Pero ten cuidado, casi todas las habitaciones dan a la calle.

Salento

El Eco Hotel La Cabaña

Finca

El Eco Hotel La Cabaña

$250.000 a $300.000

Un hotel en una sublime finca tradicional colombiana. Una verdadera apuesta segura ubicada fuera del pueblo, en el campo. En particular, ofrecen muchas actividades (montar a caballo y observar aves).

Salento

Yambolombia Hostal

Hostal

Yambolombia Hostal

$0 a $100.000/Dormitorio : $0 a $25.000

Este es el hostal donde nos alojamos cuando llegamos a Salento. Es una casa lejos del pueblo, a unos 20mn del pueblo a pie, 5mn en Jeep. La bienvenida es súper cálida, Gabriel es un personaje entrañable y la atmósfera es fresca. Todo se mantiene con cuidado.

Otros artículos que pueden interesarte

Nuestro sitio contiene formularios y enlaces que te permiten utilizar servicios o ponerte en contacto con proveedores testeados y aprobados. Usar nuestros enlaces y formularios es la garantía de recibir un servicio de calidad Y también es apoyar nuestro trabajo. Para ti no cambia nada, pero para nosotros sí. Gracias por tu apoyo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.