Necoclí, la otra cara de la costa caribe

Publié le

Necoclí, una ciudad pequeña con tintes de pueblo en el extremo noroeste de Colombia, con los pies en el golfo urabeño, en el mar caribe. Y me dirás: ¡Wow, agua cristalina, con palmas y arena blanca! 😀 Pues no.

Necoclí rompe los estereotipos para ofrecernos una experiencia con la que muchos viajeros sueñan: la famosa autenticidad. Si hoy en día hay una palabra a la moda para hablar de destinos turísticos, definitivamente es autenticidad ¿no?

Información práctica

Toda la información práctica acerca de Necoclí la puedes encontrar al final del artículo:
Cómo llegar a Necoclí
Dónde hospedarse en Necoclí
Direcciones recomendadas en Necoclí

La búsqueda utópica de un destino en donde el viajero se sienta lo suficientemente inmerso en la vida local como para no sentir que lleva la etiqueta de “TURISTA” que se pega en la piel de la primera pinta de pantaloneta con morral que aparezca.

Pues… no la busques, no existe. Desgraciadamente tienes la etiqueta en la frente en rosa fosforescente. Pero ¿realmente es tan importante?

En Necoclí pudimos conocer un destino alejado de los MUST DO colombianos. Colombia se está convirtiendo en EL destino a la moda. Así que es momento de encontrar un surco de verdor donde canta un río. Y, claramente, Necoclí será ese oasis de tranquilidad que buscas para evitar las multitudes.

Por qué nos fuimos por Necoclí

Viajar a Necoclí

Necoclí, la otra cara de la costa caribe

Es una linda historia, para ti no será igual, pero me permitirá hacerte conocer el sitio y despertar tus ganas de ir.

En primer lugar, la idear era regresar a Capurganá. Pasa que tengo una gran amiga allí, Victoria, que dirige la Bohemia Hostal. Entonces, para llegar a Capurganá, la idea era encontrar otro camino, uno diferente al que había tomado en 2013 (en esa época, había cogido una lancha desde la ciudad de Turbo luego de un largo viaje desde Cartagena). Luego de haberme informado, tenía la certeza de que Necoclí era la opción idealpara ir a Capurganá: ¡La ciudad es más bonita que Turbo, más segura y el viaje en lancha era más corto! ¿Qué más podía pedir?

Esa era la ventaja de Necoclí, pero también, como veremos más adelante, su mayor problema.

Necoclí también representaba la presencia de la comunidad indígena Guna Dule (Los Kunas por su nombre de occidente) y sus maravillosas artesanías, las “molas”. Angélica, amante de las molas, contaba con información de primera mano: un amigo que nos puso en contacto con Eylin, quien trabaja en la alcaldía de Necoclí. Fue así, charlando con Eylin, como entendimos que debíamos sí o sí quedarnos un par de días aquí, en Necoclí.

Qué hacer en Necoclí

Turismo comunitario, de naturaleza y de playa

Necoclí, la otra cara de la costa caribe

Algo que hay que entender antes que nada, es que la región de Necoclí fue durante mucho tiempo una zona de guerra. Entonces, el proceso de paz aquí tiene todo el sentido del mundo, es una bendición, una suerte, el sueño de una vida diferente. Y el Turismo ocupa un lugar importante en ese proceso.

Cuando llegas a Necoclí, lo primero que te van a preguntar es si te vas a Capurganá a la mañana siguiente; y, como lo dijimos antes, ese es el mayor problema de Necoclí.Es un verdadero desafío para la ciudad y todo un trabajo de desarrollo turístico que hay que llevar a cabo para poder retener a los visitantes que se quedan una sola noche y poder mostrarles que Necoclí tiene mucho que ofrecer.

Es es el objetivo del proyecto Necoclí Tiene Magia, una iniciativa de nuestra amiga Eylin acompañada de otras nuevas fuerzas vivas de Necoclí que intentan mostrar toda la riqueza del pueblo y su región.

Hoy en día la oferta turística está creciendo y hay mucho por escoger para el turista amigable en busca de descubrimiento: Caminatas arqueológicas, conocer la cultura Kuna Tule (Guna Dule), observar el desove de tortugas marinas, un freetour para entender la historia de Necoclí, paseos en bicicleta, excursiones al volcán de barro, etc.

Caminata arqueológica y histórica

Colombia es un país de historias y podrás constatarlo en muchos lugares del país. Nosotros tuvimos la suerte de conocer la historia local con H mayúscula gracias a una caminata guiada que hicimos con una fantástica asociación: Pedazos de nuestra historia, es un grupo de investigación histórica y arqueológica. Una asociación liderada por Camilo que decidió hacerse cargo del destino arqueológico de su pueblo, San Sebastián de Urabá, cerca de Necoclí. Camilo reunió 25 jovencitos del pueblo entre los 7 y 60 años 😉 para intentar identificar, proteger y dar a conocer la riqueza del patrimonio local.

Por qué San Sebastián de Urabá

Aquí, se entrelazan dos historias: primero, la de los indígenas cuya presencia comprobada se remonta a miles de años atrás. Cerámicas, lugares de culto y cementerios se encuentran a cada rato por aquí.
Y por otro lado, es aquí, en San Sebastián en donde los españoles dieron sus primeros pasos en el continente suramericano. Es la primera colonia española del continente en 1509. Una mezcla de historias apasionantes que nos contaron en una gran caminata organizada por Pedazos de nuestra historia

Allí, escuchamos a un señor del pueblo que nos habló sobre los mitos y leyendas de San Sebastián, luego, conocimos la riqueza de la naturaleza con Lázaro, el músico botánico, y finalmente escuchamos la formidable historia basada en descubrimientos arqueológicos con Camilo, ¡joven apasionado y apasionante que lleva un proyecto humano, educativo y social!

¡Camilo, esperamos que tu asociación tenga mucho éxito, el apoyo que merece y que la población local tome la consciencia necesaria para que las riquezas del patrimonio sean protegidas y valoradas como lo merecen!

Contactos de Pedazos de nuestra historia

Free Tour Necoclí

En cada rincón, Necoclí esconde una historia… Esta iniciativa nació a partir de la voluntad de los jóvenes, jóvenes llenos de esperanza, con ganas de elevar su municipio y de ver el turismo como una oportunidad de compartir con el mundo la riqueza de esta tierra, su tierra.

Recorrieron las calles para reunir historias, la experiencia y los recuerdos de los abuelos. Nos comparten esa tradición oral llena de anécdotas que nos llevan a otra época en donde todo era selva y montaña.

En Necoclí cada rincón cuenta con una historia contada por quienes viven en ese lugar, gente que siempre está lista para compartir con los viandantes.

En el tour se habla sobre el Necoclí de hace más de 2000 años con los indígenas que habitaban y habitan aún el territorio a donde llegaron los españoles por primera vez hace 510 años, a la América continental. Pero también es el Necoclí de hace 40 años que pasó de ser un pequeño municipio con casitas en madera a un municipio turístico que resalta su riqueza natural y cultural.

Contactos Freetour Necoclí

  • Tel / Whatsapp : + 573 215 593 560
  • Vía mensaje privado en su página de Facebook

Cultura indígena Kuna (Tule)

Otro momento memorable de nuestra estadía en Necoclí fue el encuentro con la familia de Don Milton y conocer la cultura de los indígenas Tule Kuna (o Guna Dule, más conocidos bajo el nombre de occidental de Kunas).

Los Guna Dule (Tule Kuna) son descendientes de indígenas ya presentes en la época de la conquista española al rededor del Golfo urabeño en Colombia así como en Panamá por las islas San Blas. Una de las particularidades de su tradición reside en la fabricación de molas, telas bordadas muy coloridas y que sirven de adorno para las mujeres.

Tradicionalmente, los hombres “escriben” (dibujan) las figuras y las mujeres tejen las molas que representan los cinco elementos (tierra, agua, fuego, aire, espíritu) y la cosmovisión de la naturaleza y de la vida de los Tule Kuna. Los dibujos geométricos que están en las molas sirven como protección y tienen una importancia particular en el rito de la transición de la niñez a la adolescencia de las niñas cuando llegan las primeras menstruaciones.

Los vivos colores de las molas son símbolo de alegría y representan el estado del espíritu de la cultura Guna Dule cuyos pilares educativos son: el silencio, la escucha, la observación y el tejido.

Debes saber que gran parte de los Guna Dule vive separada de la sociedad, en las montañas, en donde es difícil ir a verlos. Nos sentimos muy afortunados de haber podido conocer esta familia que vivía en Caimán Nuevo (Ibgigundiwala), cerca de Necoclí.

Al final, tras contarnos durante más de dos horas la historia de su pueblo y de sus tradiciones, las Molas expuestas en el suelo no estaban allí solo para decorar. Primero, adoramos las Molas y queríamos traer algunas a casa, pero en cualquier caso, parecía que lo menos que podíamos hacer era comprarles su producción a manera de agradecimiento, una artesanía de gran calidad y, a nuestro parecer, muy hermosas. Como con las mochilas Wayuu o Arahuaca, si llegas a tener contacto directo con esas comunidades y sus artesanías, cómprales sin regatear, al precio que te dan.

Hoy en día, el turismo se organiza en Necocli y para conocer la cultura Tule Kuna puedes ponerte en contacto con Tuminel, que dirige la asociación local de artesanía Tule Kuna y ofrece excursiones organizadas con la reserva Caimán nuevo.

Contactos Tuminel Santa Cruz Montoya – Artesania Kuna Tule

Conservación de tortugas marinas

A unos cuantos kilómetros de Necoclí se encuentra es pueblito de Lechugal en donde la comunidad local, aunque esté particularmente aislada, lleva a acabo un proyecto de turismo comunitario extraordinario.

ACAETUR (Asociación de conservación ambiental y ecoturística) se encarga de la conservación de tortugas marinas que vienen a reproducirse en las playas de los alrededores. Se ofrece un acompañamiento para intentar observar estas mágicas criaturas en su hábitat natural.

De la misma forma, se puede conocer la fauna y la flora local a través de una caminata en el bosque del Cerro del Águila, y cabe la posibilidad de apreciar a los famosos monos aulladores y ¿por qué no? subir hasta la cima y punto de observación impresionante del golfo de Urabá.

En 2018, vinimos por segunda vez a Necoclí para volver a ver a nuestros amigos y conocer las nuevas iniciativas de turismo comunitario. Esta vez, tuvimos la suerte de ir y conocer la asociación ACAETUR.

Compartimos esta experiencia con 3 amigos lectores del blog, Sarah, Nathan y Pierre. quienes habían seguido nuestros consejos y a quienes pudimos encontrar por casualidad en el hotel Punta Caribana… ¡la magia del Internet!

Tras una larga hora de viaje caótico, pero sublime en un viejo Waz 4×4 lleno hasta el tope de 12 personas apretadas, llegamos al final de un camino que tuvimos que terminar a pie para llegar a la playa de Bobalito.

Orlando et son équipe nous accueillent sur leur « plateforme » comme ils l’appellent : une maison en bois construite récemment sur la plage pour accueillir les volontaires et les touristes de passages. Petite terrasse, cuisine, salle de réunion et dortoir… tout le confort rudimentaire pour passer la nuit à espérer avec fébrilité voir des tortues venir pondre dans le sable.

Pasamos el reto de la tarde hablando con Orlando sobre los orígenes del proyecto de conservación de tortugas marinas. Hasta hace poco, las tortugas eran parte del menú de la población más pobre de la costa. Esto generó una voluntad de cambiar la mentalidad local y comenzar un proceso de concientización por medio de la participación en el proyecto.

La asociación ACAETUR se compone de un equipo de voluntarios que hacen rondas nocturnas cotidianas durante la época de desove y de nacimiento de las tortugas marinas. Dichas rondas tienen por objetivo censar los especímenes, impedir su caza furtiva y proteger los nidos de los depredadores.

Con los años, algunos miembros fundadores han recibido formación especializada por expertos de Costa Rica. Hoy en día, el trabajo hecho en Lechugal por ACAETUR es reconocido por científicos a escala nacional.

Existen 4 grandes especies de tortuga marina que vienen a traer a la vida a sus bebes en la playa de Bobalito en el sector de Lechugal, cerca de Necoclí. La especie más conocida claramente es la tortuga Cana, tortuga gigante, en peligro actualmente.

Luego de un magnífico atardecer y una buena comida, es en plena oscuridad de la noche que emprendemos una caminata en la playa de muchos kilómetros con la esperanza de observar una tortuga marina poner sus huevas en la arena. Se acabó el suspenso: no vimos ninguna.

Al día siguiente, Sara, Nathan y Pierre irían a caminar en el bosque en busca de los monos aulladores… con baño en una cascada en el itinerario… cosa que nos hizo lamentar deber irnos temprano para recuperar el tiempo perdido.

Lo que quedó fue la experiencia única de haber podido conocer a estos héroes cotidianos que, en las profundidades de Colombia, en un lugar completamente perdido, promueven la preservación de nuestro planeta… solamente eso.

Contactos Acaetur

  • Tel / Whatsapp : + 573 135 250 476

Necoclí, perla del turismo responsable

ENTRE NATURALEZA Y HISTORIA

Necoclí perla del turismo durable en Colombia

Así que olvida por un instante esa asociación que hacemos de “Caribe = playa paradisíaca” e imaginate más bien en un supermercado ecológico, histórico y cultural de una riqueza inconmensurable: eso es Necoclí.

Necoclí y su región es una presencia india de varios miles de años, una cultura fuerte y viva hoy en día.

Necoclí y su región es la Historia con H mayúscula, pues es aquí en donde los españoles pusieron su primera colonia del continente suramericano. solamente eso. Y hay jóvenes apasionados que te harán conocer esta increíble historia.

Necoclí es una fauna y flora totalmente virgen y preservada: es decir, las tortugas lo escogieron como su lugar de nidificación.

Y Necoclí es la vida de la costa colombiana tal como puede ser conocida en su simpleza más pura, por no decir… autenticidad.

Durante nuestra estadía, tuvimos la suerte de tener encuentros magníficos. Gente con no solamente muy interesante, sino también mu amables: Camilo, Lazaro, Don Milton, Orlando…

Necoclí Tiene Magia

Estos encuentros, se los debemos a Eylin y a su dedicación a hacer de Necoclí un destino turístico diferente. Con su proyecto Necoclí Tiene Magia y jóvenes dinámicos llenos de ideas, el futuro de Necoclí está aquí. Un futuro hecho de un turismo que ponga antes que nada las riquezas culturales y naturales, incluyendo un máximo de población local para hacerla más consciente del potencial de su territorio.

Mención espacial a Cruz y Wilberto, los padres de Eylin que se encarga del hotel Punta Caribana, un pequeño hotel en el que nos hospedamos en cada uno de nuestros viajes a Necoclí y que no podemos sino recomendar. Allí reina un espíritu familiar y Angélica, que se enfermó en un mal momento, puede dar testimonio de la gentileza de toda la familia. Cuando te vas con una dieta de bananos cortados especialmente para ti… ¿cómo puedes resistirte?

Aquí en Necoclí, simplemente hay vida que fluye a través de ella, y solo hay que verla correr para tratar de captar su esencia. Y eso, solo debería ser suficiente para convencerte.

Información práctica

Necoclí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.