El Valle, Descubrir la costa Pacífica

Publié le

No hay carreteras que te levven a la costa Pacífica del Chocó. En la pista del aeropuerto regional de Medellín los motores de la avioneta arrancan, zumbando, haciendo vibrar la cabina, y el despegue es en pleno centro de Medellín. Estamos totalmente rodeados de montañas, giramos 180° mientras ganamos altura, ¡se logra, no hace falta decirlo!

Es bastante divertido volar a una altitud tan baja, se pueden ver los paisajes y los picos alrededor de Medellín, luego te adentras en las nubes por encima de la selva, antes de que veas un claro, un poco de sol, sales de las nubes y la costa Pacífica se revela ante tus ojos.

Estamos seguros de que estos paisajes que desfilan mientras descendemos a Bahía Solano, contienen tesoros que nos esperan, tenemos escalofrios, los nervios corren por nuestra piel… esperabamos este viaje desde hace tanto tiempo

Información práctica

Encuentra Toda la información práctica sobre El Valle al final de este artículo:
Dónde alojarse en El Valle
Cómo llegar a El Valle
¿Qué presupuesto?
Reserva un plan en el Valle

Descubrir la costa Pacífica

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

El Valle, Descubrir la costa Pacífica
Angélica y su papá, playa el Almejal

Cuando las puertas del avión se abren es el esperado choque térmico. Después de la inspección militar reglamentaria, hacemos la fila para firmar el registro y pagar el nuevo impuesto turístico que se supone ayudará al desarrollo local. Encontramos a nuestro contacto quien nos llevará en motocarro al pequeño pueblo de El Valle, situado a unos 45 minutos de Bahía Solano. El camino comienza con una pista caótica, las lluvias crean charcos de agua difíciles de cruzar, ¡pero los motocarros son todo terreno! A mitad de camino y sin previo aviso, la precaria carretera se convierte en una perfecta vía pavimentada, una muestra grotesca de la política local y, en general, de la corrupción que reina en el mundo político colombiano…

Llegados a El Valle, dirección playa El Almejal, nuestro chofer nos deja en nuestro primer alojamiento de la semana, en El Nativo, del cual les hablaremos más abajtito en la parte de” donde alojarse en El Valle “.

Una vez instalados, nos sentamos en el restaurante al aire libre de la familia de El Nativo (el apodo del patriarca de la familia). La terraza cubierta da a un pequeño jardin que une directamente con la playa. El papá de Angélica llegaría en el próximo vuelo de Satena, así que lo esperamos para ir a descubrir los alrededores. Ese reencuentro continua con una cerveza, el lugar es simplemente muy agradable para charlar y disfrutar de la brisa marina.

¡El calor nos motiva a ir a darnos nuestro primer chapuzón en las aguas del Pacífico! Aquí, como en otras partes de Colombia, el agua es particularmente cálida y deliciosa. Las olas nos recuerdan un poco a casa y a nuestra costa de la Gironda, el momento para pasarlo en grande, como se debe 😉 .

El Valle, Descubrir la costa Pacífica

Entre las olas conocemos a Juanito, seguramente uno de los pescadores más jóvenes de El Valle 😉 A los 8 años, es el último niño de un grupo de 9 hermanos. También tiene dos hermanos pescadores. Está tan orgulloso de mostrarnos su pesca del día que acepta posar para la foto 🙂.

Después de enumerar todos los nombres y edades de sus hermanos, Juanito se devuelve a casa. Nos lo encontraremos de nuevo en los próximos días, siempre con un gran saludo y siempre con su gran sonrisa en su hermoso rostro.

El pueblo de El Valle

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

El Valle, Descubrir la costa Pacífica
El Valle, Chocó

Vamos al pueblo a buscar bidones de agua con el fin de tener de reserva para evitar beber agua del grifo. Con el inicio del viaje a lo grande para Angélica, que se enfermó en Medellín , decidimos tomar todas las precauciones. Para llegar al pueblo, pasamos por la sublime playa de arena negra bordeada de cocoteros que va hasta la entrada del pueblo. Caminamos mientras disfrutamos del paisaje, observando también los residuos plásticos traídos por el mar, sin saber que desafortunadamente éste sería uno de los elementos recurrentes en nuestro viaje…

Al llegar a la desembocadura del río cruzamos el hotel Kipara para llegar al camino que lleva al pueblo. Aún no sabíamos que pasaríamos una noche allí de regreso del Parque Nacional Utría.

El pueblo de El Valle, que se encuentra a unos 20min a pie de la Playa El Almejal, tiene la simplicidad de los pueblos pobres de Colombia. Calles de tierra, tiendas locales rudimentarias, el ambiente es tranquilo y multicultural. Aquí viven o sobreviven principalmente comunidades afrodescendientes e indígenas Embera. Observamos las escenas de la vida cotidiana, el cortar la carne en el andén, los indígenas que vienen a hacer sus compras en piragua, los estudiantes que vuelven de Bahia Solano, los niños que pescan en la laguna…

Organizar un viaje al Chocó

Playa El almejal

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

El Valle, Descubrir la costa Pacífica
Playa el Almejal

Al regresar, con el agua al hombro, seguimos disfrutando tranquilamente: dejar que el tiempo pase en la costa Pacífica … ¿qué podría ser mejor? Y además hace 2 años que Angelica no ve a su papá, así que el ambiente es de sonrisas y reencuentros.

Al atardecer, regresamos a la playa a disfrutar de la hermosa luz y descubrimos nuestro primer “balet” de pescadores locales en Playa El Almejal. Aquí, la pesca sirve en primer lugar para alimentar a la familia, y en segundo lugar para mantenerse si es posible. Se realiza con carrete desde el borde de la playa. Un simple hilo en la mano y la línea es lanzada con el cuerpo medio sumergido en las olas. El sistema es básico, pero ¡tremendamente efectivo en aguas con abundancia de peces como las de la costa pacífica colombiana! Los pescadores profesionales están en su lancha un poco más lejos de la costa pescando con redes.

La familia de El Nativo es muy acogedora y amable, el ambiente es relajado, aquí no existe el estrés. Como con todos los alojamientos que se encuentran en El Valle, se pueden organizar todas las actividades habituales de la zona. Solo hace falta preguntar 😉. El Valle es uno de los destinos turísticos para el avistamiento de ballenas en Colombia, y nosotros vinimos evidentement para eso. Eso fue lo primero de lo que hablamos con Kike, el hijo de El Nativo, quien se encarga de recibir a los turistas y de los tours. La cita para el día siguiente está lista: avistamiento de ballenas, luego comida e ir a descubrir la cascada del Tigre.

A pesar de la simplicidad con la que la familia vive en su parcela en El Valle, El Nativo posee la Cascada del Tigre que resulta ser una de las más bellas de los alrededores, como nos daremos cuenta luego… La idea para él es restaurar una cabaña allí para poder recibir a los turistas y ofrecerles alojamiento en hamacas.

Pero no más charlas ¡lo que nos espera al día siguiente será uno de los días más hermosos de nuestro viaje!

Organizar un viaje a la costa pacifica del Chocó

Ver las ballenas y morir de la emoción

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

El Valle, Descubrir la costa Pacífica

Con la barriga llena salimos por la mañana en la lancha de El Nativo para ir a ver las ballenas. En esta temporada (septiembre) están dispersas por toda la costa Pacífica de Colombia, te puedes cruzar con madres solas con su ballenato recién nacido o grupos que reúnen machos y hembras en celo para la temporada de apareamiento. Las tranquilas aguas de la costa pacífica no son solo el lugar ideal para la reproducción de ballenas jorobadas sino también en dónde ellas dan a luz a sus ballenatos.

Apenas unos minutos después de subir a la lancha, se pueden ver a loz lejos los penachos provocados por ¡el chorro de las ballenas jorobadas! Porque, no se equivoquen, no es agua lo que las ballenas expulsan a través de el agujero de sus cabezas, sino aire caliente que al entrar en contacto con el aire forma condensación y ese penacho es bien conocido. Y este agujero por el que sale este penacho, bueno, imagínense que es simplemente su nariz!

La suerte está a nuestro favor y ahora será con un grupo de 5 ballenas jorobadas con quienes pasaremos los siguientes instantes. Están ahí, al lado de nosotros, nadando pacíficamente rumbo al mar abierto, su majestuosidad es inigualable. Nos sentimos minúsculos en nuestra pequeña lancha. Estamos solos con ellas y la emoción está al máximo, habíamos esperado tanto ese momento, el corazón late a mil millas por hora, el cerebro ya no sabe si reír, llorar, gritar, tomar fotos, filmar, disfrutar del momento…

¡No hay palabras en esos momentos, el vocabulario se reduce considerablemente a sólo “AY DIOS MIO” “WOW”, ” INCREÍBLE”, ” ESTO ES INCREÍBLE “! .

Seguiremos a las ballenas por unos minutos que parecerán horas, observando sus cabezas, colas, espaldas, chorros y esuchando su voz… ¡su canto! Tener la suerte de poder escuchar el canto de las ballenas es algo que personalmente me cambió la vida. Con el motor silenciado, se podía oír claramente el quejumbroso y tan peculiar canto de las ballenas jorobadas, in-cre-í-ble. Una vez más nos quedamos sin palabras para describir la emoción que sentímos al estar frente a esos seres mágicos.

Una de ellas nos ofrecería incluso el famoso salto de las ballenas Jorobadas. Todo fotógrafo sueña con capturar ese momento. Yo soy el primero. Pero, sin saber que estaría tan cerca de las ballenas, había traído un lente con un gran zoom para la ocasión y estaba demasiado cerca para lograr LA foto de mi vida… ¡fallé!

Dejémoslas que den a luz…dejémoslas en su coqueteo, en sus cosas… dejémoslas nadar hacia el mar abierto, con rumbo a nuevas aguas que las reciban en alguna parte de la costa colombiana o en otros lugares…tal vez emprendan de nuevo su viaje alrededor del mundo, entre los mares fríos de los polos y los mares cálidos de los trópicos, recorriendo miles de kilómetros hasta que regresen aquí, como lo hacen cada año para este increíble fenómeno de la migración de ballenas en Colombia.

Como huérfanos, en busca de nuevos encuentros, vemos más chorros que siguen llamándonos, pero no volveremos a ver a nuestras amigas ballenas hoy. De todos modos, el espectáculo que acababamos de ver era tan único que el día podía parar, la semana podía parar, ¡incluso el viaje podía parar! Con una Sonrisa de oreja a oreja, nos dirigimos hacia nuestra siguiente parada para descubrir nuevas cosas.

Organizar un viaje a la costa pacifica Chocó

Playa El Tigre, el paraíso

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

El Valle, Descubrir la costa Pacífica
Cascada del tigre, El Valle, Chocó

La lancha gana velocidad y después de unos minutos nos acercamos a una pequeña bahía de arena clara donde desemboca una cascada que sale de la exuberante selva. Visión surrealista : ¡Bienvenido a la Cascada del Tigre!

Mientras se prepara la comida a leña, vamos con Kike a descubrir la playa. Dejamos la bahía para ir a una playa adyacente más grande, al final de la cual descubrimos una enorme cueva llena de murciélagos. La playa está llena de miles de cangrejos ermitaños de todas las formas y tamaños y de cangrejos rojos más rápidos que un relámpago.

Un sensación de pureza emana de este lugar… y sin embargo… aquí como en otros lugares la contaminación plástica está presente, botellas, latas, corchos, vasos, pitillos, chancletas, bolsas, todo está ahí… , la incomprensión es siempre la misma, aquí en Colombia o en otros lugares del mundo, ¿cuándo vamos a dejar de usar estos materiales plásticos? ¿Cuándo vamos a dejar de comportanos como cerdos?

En el camino de regreso, Kike nos lleva a un lugar fa-bu-lo-so, otra cascada que desemboca en la playa y forma una cuenca donde podremos nadar. Una cascada que desemboca en la playa… dicho así, no sé si es posible darse cuenta pero las fotos ayudarán. Una cascada en la playa, con una piscina natural desde donde, por supuesto, se puede disfrutar de la vista del Océano Pacífico… en serio… en un momento como ese, el corazón comienza de nuevo a latir a 10.000 y piensas: ¡no, pero no es posible! ¿Estoy soñando o qué? ¿Dónde rayos estoy? “Una locura”.

De regreso a la cabaña, disfrutamos de un merecido pescado a la parrilla. Luego, es hora de adentrarnos en la selva. Desde la cascada principal, subimos el curso del río por la ladera de la montaña, la vegetación es impresionante como siempre en esta salvaje región del Chocó, el agua dulce está fresca así que empezamos a darnos nuestros buenos chapuzones. Podíamos subir a la cima de la montaña, pero el cansansio nos gana y decidimos descender para llegar tranquilamente.

Es hora de descansar del día. Lentamente, dejar que todas esas emociones descansen. Poco a poco darnos cuenta de lo afortunados que somos. Poco a poco darnos cuenta de la experiencia que vivimos. Sacudir la cabeza para asegurarnos de que no estabamos soñando. Mirarnos, sonreir. Sentarnos en la playa para contemplar los últimos rayos del día y agradecer a la vida, a la tierra, a la naturaleza y decirse a uno mismo que hay que lugares como estos hay que protegerlos.

Al día siguiente saldrímos hacia el Parque Natural Nacional Utria a una hora en lancha de El Valle. Allí disfrutaremos de extraordinarias experiencias, las cuales les contamos en nuestro artículo especial Utría . En particular, tendremos la oportunidad de ver el más maravilloso espectáculo, simplemente allí sentados en las rocas en Playa Blanca, una fabulosa danza durante casi una hora entre una madre y su ballenato.

Organizar un viaje a la costa pacifica del Chocó

Practicar Buceo en el Chocó

VISITAR EL VALLE, BAHÍA SOLANO

Bucear en la costa Pacífica

En esa época no habíamos tenido la oportunidad de vivir esta experiencia, pero logramos hacerlo en Arusí (al sur de Nuquí) en febrero 2020 ! y probar los servicios de lo que es para nosotros el mejor centro de buceo de la zona.

Nuestro aliado en Arusí tiene un centro aprobado por PADI y gestionado por buzos profesionales, científicos y entusiastas, que están allí para ofrecer cursos y salidas de buceo y para estudiar el medio ambiente marino de esta parte del Océano Pacífico.

Hay que decir que el lecho marino del Pacífico es fantástico y Arusí es uno de los mejores lugares de Colombia para bucear. Al igual que en la tierra, encontramos aquí una de las mayores biodiversidades marinas del mundo y es una experiencia que vale la pena vivir.

Todo el año el espectáculo es grandioso y los encuentros mágicos ¡estarán allí! Dependiendo de las temporadas de migración de ballenas, sardinas, tiburones ballena, tortugas, etc. es la oportunidad de experimentar momentos únicos.

Aunque el centro este situado en Arusí es posible de organizar salidas de buceo en el Valle

¿Qué ofrece el centro de buceo en Arusí?

El centro propone buceos libres, bautismos de buceo pero también diplomas PADI e incluso estancias todo incluido durante varios días con alojamiento y comida en la casa de buceo en Arusí (al sur de Nuquí)

Más información sobre el buceo en la costa pacifica

Información práctica

El Valle, Chocó

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.